Durante la sesión del pleno del Congreso del Estado, la diputada del Partido Verde Ecologista de México, Geraldine González Cervantes, presentó una iniciativa para reformar el Código Penal del Estado de Puebla,  e iniciar el cumplimiento de las recomendaciones emitidas por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM).

Durante la sesión ordinaria, donde también el diputado por Huauchinango, Carlos Martínez Amador, pidió diálogo con la Comisión Federal de Electricidad para resolver el problema en la región, González Cervantes llamó a cerrar filas en contra de los feminicidios.

Recordó que la violencia ejercida contra la mujer es todo acto, acción o conducta de maltrato basado en su género, que tiene como resultado, posible o real, un daño físico, sexual o psicológico.

Recordó que esto se da en todos los ámbitos y por parte de agresores diversos, desde la pareja y familiares, hasta por desconocidos.

Precisó que la violencia más frecuente contra las mujeres, ocurrida en ámbitos privados, es la proveniente del esposo o pareja, aunque existen muchos otros posibles victimarios dentro del espacio de las relaciones familiares, como el padre, hermanos u otros parientes consanguíneos o políticos.

“La Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares, señala que en Puebla la proporción de casadas o unidas maltratadas a lo largo de su relación es una de las más altas del país, ubicándonos en octavo lugar nacional.”

Recordó que el pasado 28 de junio, el Estado recibió 11 recomendaciones dentro del “Informe del Grupo de Trabajo conformado para atender la Solicitud de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en el Estado de Puebla”.

Dentro de su sexta propuesta, emitida por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, se plantea modificar el Código Penal del Estado a fin de establecer de manera literal, clara y precisa que el homicidio en razón del parentesco o relación en contra de una mujer se considerara en todo momento como feminicidio.

Comentó que actualmente es ambigua la ley “Comete el delito de homicidio en razón del parentesco o relación aquel que priva de la vida a un o una ascendiente o descendiente, hermano o hermana, un o una adoptante o adoptado; o al cónyuge, concubino, amasio o novio.”

Dijo que lo anterior no exime la configuración del feminicidio, para lo cual deberá acreditarse alguna de las circunstancias previstas para el caso, como son los celos extremos; la existencia de antecedentes de violencia familiar, en el matrimonio, concubinato, amasiato o noviazgo; y, cuando se aproveche la relación sentimental, afectiva o de confianza entre víctima y victimario.

Explicó que con la reforma que se propone ya se tomará en consideración el parentesco para calificar el feminicidio.

Artículo 338

Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando con la privación de la vida concurra alguna de las siguientes circunstancias:

VI.- Que se realice en razón del parentesco o relación, ó empleando la perfidia, se aproveche el vínculo sentimental, afectivo o de confianza entre el activo y la víctima.