Al grito de “¡México, México!” y cantando el himno nacional, Puebla se unió al clamor en contra del aumento de las gasolinas, que ha generado violencia, saqueos y psicosis.

En una muestra de civilidad, el miedo quedó atrás y alrededor de diez mil poblanos salieron a las calles del centro de la ciudad de Puebla para marchar en contra del llamado gasolinazo.