El diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el distrito de Tecamachalco, Ignacio Mier Bañuelos, advirtió que el robo y venta de combustible extraído ilegalmente de ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), presuntamente se incrementó en 50 por ciento durante primeros días de 2017 como resultado del gasolinazo aplicado.

Advirtió que la comercialización de la gasolina obtenida de tomas clandestinas, en este inicio de año dejó de hacerse de manera discreta y ahora se está llevando a cabo a “cielo abierto” sobre las carreteras de los municipios que integran el llamado “Triángulo Rojo”.

Comentó que el encarecimiento de los combustibles está generando que “los huachicoleros” vendan a los automovilistas al menudeo gasolina Magna y Premium en precios que oscilan entre los 6 y los 10 pesos.

“Hoy la oferta de la gasolina se da a cielo abierto, antes era difícil ubicar los puntos de venta; incluso, tenías que preguntar dónde se encuentra la gasolina robada. Todo esto en la zona del Triángulo Rojo, la venta del producto incrementó en un 50 por ciento más”, sostuvo.

Dijo que esta situación se podría agravar si se mantiene la política de incremento en los precios de los combustibles para los siguientes meses, como fue aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación para 2017.

Mientras, en entrevista por separado, el coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Martínez Amador, respaldó la propuesta de su dirigencia nacional para exigir al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dé marcha atrás al gasolinazo y se frene el encarecimiento de la canasta básica.

Manifestó que, ante el malestar generado entre la población por la aplicación de estas medidas al inicio del nuevo año, sería importante que el mandatario federal reconsiderara la aplicación de este ajuste a la alza para evitar afectaciones a la economía de las familias mexicanas.

Expresó que aunque todavía no lo ha cabildeado con sus compañeros del grupo legislativo del PRD, seguramente los cuatro cerrarán filas con su Comité Ejecutivo Nacional (CEN) y apoyarán todas las acciones que emprenda para defender a los ciudadanos.

“Por mi parte yo me sumaré a esta decisión tomada por el PRD a nivel nacional y mis compañeros, que no lo he platicado con ellos, estoy seguro que nos acompañarán en esta decisión y tomaremos una postura como grupo parlamentario”.

Lamentó que el reclamo social de los ciudadanos por el gasolinazo esté siendo utilizado por algunas personas para incurrir en actos vandálicos como el saqueo de tiendas departamentales y la retención de pipas de Petróleos Mexicanos (PEMEX) para quitarles el producto.

Reconocen incremento del robo

En tanto, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso de Puebla, Francisco Rodríguez Álvarez, coincidió con sus compañeros en que el encarecimiento del precio de las gasolinas provocará el incremento en el robo de combustible de ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX), su comercialización abierta y consumo por parte de los automovilistas.

Señaló que, desafortunadamente, la decisión tomada por el gobierno federal provocará el aumento de tomas clandestinas sobre el ducto que atraviesa el estado.

Subrayó que pese a que existe una mayor presencia de vigilancia en los municipios que integran el llamado “Triángulo Rojo”, este delito no ha disminuido.

“Todo coadyuva pero no es sólo un tema de inspeccionar los ductos, sino que hay que hacer esfuerzos en la propia para estatal que son los responsables de cuidar el ducto de custodiar que es un tema más de corrupción que de vigilancia, aunque pusiéramos a un elemento por cada 5 metros, sería una pena, pero seguiría habiendo combustible de manera ilegal afuera”.

Rodríguez Álvarez subrayó que a la par de la vigilancia en los ductos de PEMEX, es necesario que la paraestatal garantice que sus trabajadores no estén coludidos con los llamados “huachicoleros” en la instalación de tomas clandestinas por el grado de especialización que se requiere para realizar este proceso.