El gobierno de Rafael Moreno Valle fue uno de los que más recomendaciones recibió durante 2016 por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se reveló este miércoles en el Informe de Actividades que rindió el titular del organismo, Luis Raúl González.

En el documento ejecutivo se detalla que las emitidas al gobierno de Moreno Valle Rosas son la 54/2016 y 58/2016, ambas corresponden a negligencias médicas.

  Resumen Ejecutivo del Informe de la CNDH 2016 by Intolerancia Diario on Scribd

Recientemente, Intolerancia Diario dio cuenta de la recomendación 54/2016 fechada el 28 de noviembre de 2016. En ella se exigen, en 5 puntos, las acciones que se requieren tanto para reparar el daño como para evitar que se repita la tragedia que vivió Stephanie Márquez en agosto de 2014, cuando supo que la bebé que acababa de parir, falleció.

Como se recordará, Márquez Fuentes, al igual que su esposo, han sido víctimas de hostigamiento en su propio domicilio, incluso antes de que denunciaran que personal que se identificó como de “La Contraloría” intentó “acallar el problema” con un cheque de 20 mil pesos. 

Stephanie Márquez denunció que entre la tarde del 19 de agosto y la del 20, ingresó en 5 ocasiones al Hospital General de Cuetzalan y aunque cinco médicos diferentes la revisaron, ninguno de ellos atendió su solicitud ante los dolores y complicaciones que presentaba su embarazo. En la relatoría también cuenta que no pudo ver a su bebé en cuanto nació y que las enfermeras solo le avisaron horas después que su hija había muerto tras ingerir heces fecales. 

El caso de la recomendación 58/2016, emitida el 14 de diciembre de 2016, también se refiere a otra deficiencia en el sistema de salud morenovallista. Aquí, la falta de pediatras en el nosocomio, así como de una ambulancia en el Hospital Integral de Pahuatlán de Valle –al cual se le invirtieron 32.1 millones de pesos y fue inaugurado en diciembre de 2012–, ocasionó que una mujer de 21 años, originaria de Zacapehuaya, Pahuatlán, tuviera que trasladarse por sus propios medios al estado de Hidalgo, donde horas después de que su bebé naciera, también fue declarada muerta.

En esta última recomendación, la CNDH es enfática al exigirle al gobernador Rafael Moreno Valle que: “Gire sus instrucciones a quien corresponda, a fin de que el Hospital Integral de Pahuatlán de Valle, en esa Entidad, cuente con personal capacitado y suficiente para atender de manera eficaz y con oportunidad las urgencias obstétricas durante el turno nocturno, específicamente especialistas en ginecología, obstetricia y pediatría; así como proveer lo necesario para contar con el servicio de ambulancia y de un operador de vehículos de urgencias disponible las 24 horas durante todo el año y se remitan las constancias que así lo acrediten a esta Comisión Nacional”.

Con ambas, el estado de Puebla se posiciona como el segundo del país con más recomendaciones de la CNDH por violencia obstétrica. Acumula tres casos de 2015 a 2017, “ello en sí, debe ser preocupante para el Gobierno del estado, porque lamentablemente siguen apareciendo casos similares en diversos municipios de la entidad”, señalaron los activistas del Movimiento Independiente Obrero, Campesino, Urbano y Popular (MIOCUP) integrante de la Coordinadora Nacional Plan de Ayala, Movimiento Nacional (CNPA MN) en el estado de Puebla".

Asimismo, la entidad se ubica, al igual que Baja California Sur, Chiapas, Guerrero, Michoacán y Morelos, en el cuarto sitio entre los estados a los que más recomendaciones emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos durante 2016.

A detalle 

En el informe presentado, se reporta que la recomendación 2VG/2014 emitida por el caso Chalchihuapan ya está concluida y “aceptada, con pruebas de cumplimiento total”.

Linchados, otra mención 

Al rendir su informe, el Ombudsman nacional, Luis Raúl González, señaló que en Puebla los linchamientos son el reflejo de una sociedad que dejó de creer en el sistema de justicia y debilitó a las instituciones del estado.

“Con las ejecuciones arbitrarias… se creyó que el uso arbitrario de la fuerza era la vía más eficaz para combatir la injusticia y la ilegalidad. Asimismo, se revindicó la justicia por propia mano que encontró expresión en diversos linchamientos, algunos de ellos contra inocentes, llegándose al extremo del elogio y reconocimiento público en casos como los presentados en Puebla”.