En las puertas del Congreso del Estado de Puebla, el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres, anunció que posiblemente se interpondrá una controversia constitucional en caso de aprobar la reforma a la Ley del Agua.

Mientras tanto, el cabildo de Tehuacán se pronunció contra esta medida, al visualizar que se pretende violentar el federalismo y autonomía municipal.

También, integrantes de la Alianza Popular de Ciudadanos Unidos de Atlixco, se pronunciaron en contra de la privatización del servicio de agua en todo el estado.


Indicó que este lunes publicó en un diario de circulación nacional una invitación a los presidentes municipales para que revisen el contenido de la reforma y no se dejen sorprender.

“Es muy claro que sería el gobierno del estado el que determine las formas en las cuales se da el servicio público y en la ley de aguas del estado, como en la Constitución política estatal, el termino estado, se refiere al ejecutivo estatal”.

“Hay una trampa en la reforma constitucional y lo que se pretende es seguir con la tendencia privatizadora de los servicios públicos”, añadió.

El no de Tehuacán

Según información de medios locales, el cabildo de Tehuacán, el segundo municipio más grande de Puebla, rechazó la iniciativa para atraer la administración del servicio de agua potable y privar a los municipios de la facultad.

Los regidores, señalaron que que la reforma de proyecto de decreto que ya se avaló por parte del Congreso del Estado tiene como objetivo final privatizar el agua.

De acuerdo con lo aprobado por el Congreso, si transcurre un mes a partir de la fecha en que se emitió sin que los ayuntamientos contesten sobre el tema, se entenderá que los municipios avalan el proyecto de decreto.

Por lo tanto, se votó en rechazo y se un exhorto al resto de los municipios para que cumplan con el deber de defender el derecho de sus gobernados con respecto al tema del agua.

Además los regidores hicieron un llamado a los ayuntamientos de la región a realizar sus cabildos lo más pronto posible, para que a través de ellos se emita un voto en contra del proyecto.

Por unanimidad, los regidores votaron en contra, aunque estuvieron ausentes las regidoras de ecología, salud, obras públicas y nomenclatura.

Abusos

En rueda de prensa, Integrantes de la Alianza Popular de Ciudadanos Unidos de Atlixco, se pronunciaron en contra de la privatización que se contempla hacer en Puebla para el servicio de agua potable.

“Finalmente nuestros gobiernos están trabajando para las oligarquías y el despojo a la gente”, dijo Demetrio Martínez al señalar que seguirán en una lucha constante contra esta situación.

Por lo tanto, adelantó que buscarán por medio de amparos frenar la medida que se hizo en el Congreso, en el caso de que se apruebe.

Asimismo, denunció que el Sistema Operador de Agua Potable del Municipio (Soapama), ha incrementado hasta en 3000 por ciento los costos del servicio en esta localidad.

Dijo que, por ejemplo, en una junta auxiliar de Atlixco, se pagan 300 pesos al año por el servicio, pero en la cabecera municipal la suma aumenta a 4 500 pesos.

Denunció hostigamiento por parte de trabajadores del Soapama para obligarlos a comparar e instalar medidores de agua.

En los próximos días, la organización, presentará una demanda de amparo colectiva por el corte de agua a un 50 por ciento de la población que considera que las cuotas de agua son excesivas, además de que pretenden obligarlos a instalar medidores.