El expresidente municipal, Eduardo Rivera Pérez, reiteró que nadie lo va a detener ni con la zancadilla que intentan aplicarle en el poder de legislativo que, junto con la auditoría, están al servicio de Moreno Valle y señaló que continuará con su defensa en las instancias federales.

Luego de que la Comisión Inspectora en el Congreso del Estado aprobara las sanción en su contra por 25 millones 597 mil, 016 pesos, Eduardo Rivera indicó que hasta el momento no ha recibido alguna notificación oficial sobre el resultado de la nueva auditoría realizada a la ejecución de recursos públicos durante su gestión del año fiscal 2013.

Por lo tanto, anunció que seguirá adelante con su defensa jurídica en las instancias federales y aseguró que en su periodo como alcalde siempre hizo un uso transparente del presupuesto.

Eduardo Rivera, quien acudirá a la sesión extraordinaria del viernes, calificó de vergonzoso la forma en que actúa la Auditoría Superior del Estado y el poder legislativo y reiteró que “saldrá la verdad”.

Recordó que solicitó que se aceleraran los tiempos para la revisión de la cuenta pública, mientras manifestó que tiene confianza en las instituciones y en el Estado de Derecho. Así, llevará la discusión a los tribunales y no en la “cancha” donde tiene control absoluto el exgobernador.

Destacó el respaldo que recibirá de los diputados del Partido Revolucionario Institucional luego de que su presidente estatal, Jorge Estefan Chidiac, anunció que votarán en contra del dictamen que se presente en la sesión del viernes.

La persecución

Eduardo Rivera insistió que se mantiene una actitud de persecución en su contra para desacreditarlo y a sus colaboradores, indicando que llegará hasta sus últimas consecuencias en su defensa.

Lamentó que, lejos de buscar la unidad, se persiga a los militantes del PAN y haya presiones con su cuenta pública. De este modo, cuestionó que mientras a nivel nacional ha recibido el apoyo del propio Ricardo Anaya, a nivel local se esté atacando a los panistas que han trabajador por el partido.

“Lamento la actitud de la dirigencia del partido que en lugar de ocuparse de los principales problemas que enfrenta el estado, como lo es la seguridad, de trabajar de manera coordinada de cara al proceso electoral, lamento que la actitud sea de desprecio hacia los militantes que participan en Acción Nacional, y en lugar de barrer hacia fuera lo hagan hacia dentro”, comentó.

Seguirá como delegado

Eduardo Rivera señaló que seguirá como delegado del Comité Ejecutivo Nacional del PAN en el estado de México, por lo que no hay ninguna intención de removerlo de la responsabilidad que le dieron para respaldar a Josefina Vázquez Mota.

Anunció que sostendrá una reunión con el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya, además de que ya le han expresado su respaldo la coordinación de los senadores, de Margarita Zavala.

Rivera Pérez quien es una de las principales cartas de Acción Nacional a la gubernatura, señaló que no los van a detener, ni a intimidar, pues se trata de una injusticia que no merece nadie.

David Villanueva un títere

Mientras, en entrevista telefónica, el expresidente estatal de Acción Nacional, Juan Carlos Espina Von Roerich dijo que es vergonzosa la actitud de David Villanueva Lomelí, auditor superior del estado quien actúa como testaferro del exgobernador Rafael Moreno Valle.

Indicó que el papel del funcionario es preocuparse por promover su imagen, e insistió que es manejado como una marioneta por su jefe político utilizando las cuentas públicas para presionar a los presidentes municipales.

Manifestó que lo que se presenta en estos momentos en contra de los 73 panistas, así como de Eduardo Rivera es una situación de venganza por parte de los morenovallistas.

Dijo que se está viendo en aniquilamiento del Congreso del Estado, mismo que ha servido para cumplir los caprichos del ejecutivo.

Por otra parte manifestó su respaldo a sus compañeros perseguidos y a la propia Ana Teresa Aranda, ya que se está llevando a cabo una embestida legal.