A menos de 10 días de que concluyan los trabajos legislativos, habitantes de San Andrés Cholula, uno de los municipios de mayor crecimiento en las últimas dos décadas, podrían quedarse sin recolección de basura luego de que la regularización del servicio no está en la agenda de las comisiones de Gobernación y Hacienda.

A pesar de que el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, Carlos Martínez Amador, informó que el tema se encontraba en los pendientes, fuentes consultadas señalaron que, hasta el momento, las prioridades son las cuentas públicas, así como iniciativas del gobernador en cartera.

Reconocieron que de no aprobarse por parte de la actual legislatura el contrato de concesión por 30 años para la recolección de la basura, en el mes de octubre la nueva administración municipal o la empresa, por falta de certidumbre, podrían suspender la prestación del servicio.

Actualmente, San Andrés Cholula es el municipio conurbado de la capital con la mayor población, con 140 mil habitantes, de los cuales se estima que, de la población económicamente activa, el 50 por ciento tiene sus actividades en el municipio de Puebla.

Fue hasta el pasado 4 de abril, nueve meses después de que el cabildo aprobó la concesión a la empresa Pro-Faj Hidrolimpieza S.A. de C.V., misma que comenzó a prestar el servicio de limpia en el municipio de San Andrés Cholula, cuando el Ayuntamiento de San Andrés apenas ingresó al Congreso del Estado la solicitud de aprobación del contrato por 30 años.

Durante la sesión de la Comisión Permanente, Francisco Rodríguez Álvarez, presidente de la mesa directiva dio lectura al oficio, en el que se solicita al Congreso se apruebe el contrato de concesión por 30 años a la empresa señalada la recolección de la basura.

El cabildo había aprobado el 13 de julio de 2017 en sesión ordinaria la concesión, pero nunca notificó al poder legislativo de un contrato que excede el período de gestión.

Algunos diputados advirtieron que lo anterior implicaría acciones de ilegalidad en caso de que la empresa Pro-Faj Hidrolimpieza S.A de CV esté operando.

Otra concesión

En el caso del municipio vecino de San Pedro Cholula, que también concesionó el servicio, hubo una aprobación legislativa, publicado el decreto del Congreso del Estado con fecha 9 de marzo de 2016, en el que se autoriza al Ayuntamiento a firmar el contrato con la empresa O Limpia, que se encarga de la recolección de basura y barrido manual. Fue hasta que se concluyó el trámite legal cuando comenzó a operar la concesión.

Las fuentes insistieron que si se trata de una concesión de largo plazo, el congreso debe conocer el documento y aprobarlo.

La opacidad

Intolerancia Diario documentó en el mes agosto del año pasado, el anuncio de los trabajadores quienes informaron que se presentaron a sus labores de forma normal el 1 de agosto de 2017, fecha en que empezó la concesión. Y es que no fueron notificados oficialmente mediante algún documento de su estatus, por lo cual llegaron a sus actividades.

“Estamos en nuestro centro de trabajo, pese a los riesgos que esto implica, ya que hemos recibido amenazas de diversa índole para no presentarnos a laborar (…) Hemos de mencionar que quienes se ostentan como nuevos concesionarios del servicio de recolección y traslado de basura, nos han informado que debemos prestar nuestros servicios a su empresa Pro Faj Hiudro, misma que tenemos conocimiento por diversos medios de comunicación, no cuenta con la aprobación del Congreso del Estado, por lo que carece de personalidad jurídica para establecer relación laboral alguna con nosotros (sic)”, señala parte de la misiva.

Por lo tanto, pidieron un escrito de su situación laboral y dejaron en claro que estaban sufriendo maltratos. La carta, en poder de este medio de comunicación, fue dirigida al mandatario estatal; al entonces presidente del Congreso, Jorge Aguilar Chedraui; a la presidenta del Comité Coordinador del Sistema Nacional Anticorrupción, Jacqueline Peschard, y a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.