En octubre se emite la convocatoria para la renovación del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), pues de acuerdo con los tiempos, concluyen los tres años para los que fue designado Gabriel Biestro Medinilla, por lo que en noviembre habrá cambio de dirigencia del partido lopezobradorista en el estado. 

Sin embargo, el dirigente de Morena dejará el cargo antes del 15 de septiembre, al ser electo como diputado local por la vía de representación proporcional, por lo que su lugar será asumido por el secretario General, Edgar Garmendia de los Santos, quien fungirá como dirigente interino. 

En entrevista con Intolerancia Diario, Gabriel Biestro Medinilla refirió que, a pesar de que los estatutos no le prohíben desempeñar las dos funciones, dejará su cargo por congruencia partidista y política, además de que se dedicará de tiempo completo su función como legislador y coordinador de bancada de su partido en el Congreso del Estado. 

En tanto se lleva a cabo la renovación, será el secretario general de Morena quien asuma esta responsabilidad por un período de tres meses y le corresponderá tomar, junto con sus compañeros del CEE y del Consejo Estatal, los trabajos para la renovación de la dirigencia. 

Renovación de Consejo Estatal de Morena    

También será renovado el Consejo Estatal que actualmente preside Saúl Papaqui Hernández. De este modo, serán 150 consejeros a elegir por los militantes del partido en el estado, tomando como base los 15 distritos electorales federales.

La equidad de género tiene que prevalecer en este máximo órgano, que se encargará de nombrar al presidente, secretario general y diez secretarios más, por lo que el Consejo Estatal está conformado por el 50 por ciento de hombres y el 50 por ciento de mujeres. 

Los morenistas en Puebla esperarán la convocatoria que emita la Comisión Electoral del Comité Ejecutivo Nacional (Morena), pero la advertencia estatutaria es clara, en el sentido de que se prohíben los grupos políticos que vayan encaminados a dirigir el partido con un fin meramente personal o de corriente, como ocurre en otros institutos políticos. 

A partir de la emisión de la convocatoria, se comenzarán a realizar las asambleas tanto municipales como distritales, con el objetivo de llevar a cabo esta encomienda, así los nuevos líderes partidistas asumirían esta responsabilidad por los siguientes tres años, como lo marcan los estatutos de Morena. 

Levanta la mano Abelardo Cuéllar 

A pesar de que la convocatoria no se ha emitido, el consejero Distrital, Abelardo Cuéllar Delgado levantó la mano para presidir el Comité Ejecutivo Estatal de Morena, sin embargo, señaló que esperará el momento para manifestarlo a los militantes. 

En entrevista para Intolerancia Diario, dijo que primero tendrá que lograr el consenso de los militantes en el distrito electoral federal 12, con cabecera en Puebla, para entonces participar de manera formal e inscribirse como interesado en este proceso. 

"Cuando sea mi asamblea distrital, voy a pedir ser electo nuevamente consejero, después de esto veremos en la asamblea de Consejo si hay posibilidades de pasar a la dirección, pero quienes decidirán será la base del partido, si la base cree que es conveniente mi perfil asumiría esa responsabilidad", refirió.

Lo importante, destacó, es que en Morena "no hay corrientes, no pueden generarse corrientes o grupos como ocurre en otros partidos políticos, se tiene que esperar a que se convoque a los órganos partidistas para que se vaya definiendo, pero me gistaria participar, mi perfil sería valorado por la militancia", sostuvo. 

Compromiso de nueva dirigencia 

Aseguró que parte del compromiso que deben asumir los nuevos miembros del Comité Ejecutivo Estatal y del Consejo Estatal es la de contribuir a que los gobiernos emanados de Morena cumplan con su responsabilidad, pues no es lo mismo ser oposición a ser gobierno. 

En este orden, señaló que los líderes de este partido tienen que ser de puertas abiertas con los ciudadanos y exigir que los gobernantes, desde la presidencia de la República y en el estado cumplan sus compromisos de campaña. 

"Tenemos que ser abiertos al debate y que puedan construir desde los órganos partidistas a  un proyecto que involucre a la sociedad. No es lo mismo ser partido de oposición a ser partido gobernante, tenemos la tarea de organizar a los militantes y exigir a las autoridades electas de Morena que cumplan con el plan de trabajo que a nivel nacional, estatal y municipal tiene Morena", refirió. 

Finalmente, Abelardo Cuéllar Delgado sostuvo que los morenistas votaron por un cambio a nivel nacional y en el estado, por lo que todos serán vigilantes de que los planes se cumplan, sin provecho personal y trabajar solo por el pueblo.