Grupos de activistas arrecieron las protestas en contra de la determinación del gobierno del estado, que entregará 42 hectáreas del parque estatal Flor del Bosque al empresario Carlos Enrique Rafael Haghenbeck Cámara, con el objetivo de desarrollar vivienda social en la zona. 

Por medio de redes sociales, líderes sociales convocaron a oponerse a la destrucción del bosque, ya que es considerado uno de los pulmones más importantes de la ciudad de Puebla. Así los activistas Luis Soriano y Omar Jiménez señalaron que el grupo en el poder intenta despojar a los poblanos de una fuente de oxígeno natural, por privilegiar intereses económicos. 

En entrevista, Omar Jiménez Castro, integrante y fundador de la Asamblea Social del Agua (ASA), aseguró que dos mil árboles serán talados debido al proyecto de desarrollo de vivienda que se pretende impulsar en la zona, con el aval del gobierno que encabeza José Antonio Gali Fayad. 

Explicó que más allá del tema económico, los ciudadanos pierden una fuente de oxígeno y se atenta en contra de la naturaleza, y es que a pesar de que el gobierno estatal señale que se derrumbarán apenas 300 árboles, en realidad son cientos más los que se tiraran con el propósito de lucrar con la tierra. 

El caso es similar, dijo, al de Amalucan, donde se talaron decenas de árboles y a pesar de la resistencia civil, el grupo en el poder consumó que la zona fuera modificada: "es algo muy similar porque se terminaron talando más árboles. Cuando los gobiernos panistas anuncian una obra y dan a conocer cifras esas no son las reales, es mucho más de lo que mencionan y eso pasó con el Cerro de Amalucan", refirió.

Van activistas por el amparo

Ante esta situación, el activista anunció que se promoverá un amparo con el objetivo de evitar que la zona de Flor del Bosque sea entregada a un empresario. El recurso será promovido por grupos de ambientalistas, quienes argumentan que se elimina uno de los principales pulmones de la Ciudad de Puebla. 

El también litigante confió en que el tema se revierta, no solo con la promoción de este amparo que está a punto de presentar, sino con el apoyo de la siguiente legislatura local, que en su mayoría conformarán diputados de la coalición "Juntos Haremos Historia". 

No a la enajenación de inmuebles 

Por su parte, el activista Luis Soriano Peregrina se pronunció en contra de la enajenación de inmuebles y crítico que en la última etapa del gobierno panista se pretenda consumar la venta del patrimonio de los ciudadanos. 

El luchador social señaló que no se debe permitir la venta de los espacios públicos, ya que no son propiedad del gobernador, José Antonio Gali Fayad, sino que se trata de bienes que pertenecen a los ciudadanos y se intenta sacar provecho económico. 

Lamentó la postura asumida por el gobierno del estado y confió en que el tema pueda revertirse por la siguiente legislatura local, incluso que prosperen los amparos que están a punto de promoverse. 

Protestas por medio de redes sociales 

Los activistas emprendieron una campaña por medio de redes sociales, en donde se convoca a los ciudadanos a continuar la lucha en defensa de los bienes públicos. 

En sus mensajes se exige que no se permita que Flor del Bosque sea utilizado con fines de lucro, ya que esto perjudicaría al medio ambiente, por lo que se convocó a la gente a protestar por esta situación. 

Además de los mensajes en redes sociales, los activistas amagaron con más manifestaciones con el objetivo de revertir este tema, así como la venta de otros inmuebles que se consumarán en próximos días. 

Cabe señalar que, en la última etapa de legislatura, los diputados locales, en su mayoría de la bancada panista, avalaron las enajenaciones de inmuebles, incluso para el siguiente viernes se podría llevar a cabo otra sesión extraordinaria para consumar la enajenación de otro espacio ubicado en la Avenida Reforma y que fue utilizado como escuela pública.