El secretario general del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Edgar Garmendia de los Santos rechazó que al interior de este instituto político haya división, por el contrario afirmó que hay diálogo permanente con los militantes, incluso la lucha en contra del fraude electoral los ha fortalecido como partido político. 

En entrevista con Intolerancia Diario, el próximo líder de Morena, señaló que ya se notificó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), respecto a la decisión del Consejo Estatal de este instituto político, en el sentido de que él asuma la dirigencia estatal de este partido, a partir de la salida de Gabriel Biestro Medinilla. 

Reiteró que a partir de que asuma la dirigencia de este partido iniciará un recorrido por el estado, con el presidente del Consejo Estatal, Saúl Papaqui Hernández, con el objetivo de bajar información a los militantes y convocarlos a que apoyen las decisiones que tomen las autoridades electas emanadas de la coalición "Juntos Haremos Historia". 

"El mensaje es claro, hoy se le está mandando la militancia un mensaje de unidad, por eso la importancia del recorrido, los que necesitamos es trabajar en unidad  vamos a estar trabajando el Consejo y la Dirección del partido apoyando a las autoridades electas, es el mensaje que tenemos que llevar porque lo que nos interesa es que se resuelva la situación en que viven muchos miles de ciudadanos, quienes están en pobreza, rezago social, quienes sufren de inseguridad y todo eso es lo que tenemos que trabajar, pero todo eso se va a lograr a través de la unidad de todos los actores políticos", refirió. 

Rechaza conflicto con Biestro 

Por otra parte, el secretario general de Morena, rechazó división con el dirigente, Gabriel Biestro Medinilla y afirmó que han tenido diálogo permanente, incluso, a pesar de que no asistió a la sesión del Consejo Estatal de este partido, el pasado domingo, está de acuerdo con que se respete el estatuto. 

En este sentido, sostuvo que está de acuerdo con que él sea quien asuma la dirigencia interina a partir del 15 de septiembre, fecha en la que la dirigencia quedará libre, con la salida de Biestro Medinilla, quien rendirá protesta como diputado local. 

"Hemos mantenido constante diálogo, él está realmente esperando los tiempos también, ha sido una persona de las que se ha caracterizado porque se tenga que respetar los estatutos y ha hecho un buen trabajo dentro del partido, está esperando a que se den los tiempos para que el tomé protesta como diputado local, pero si puedo decir que no hay división", reiteró. 

Garmendia de los Santos aseguró que el trabajo que desempeño Gabriel Biestro Medinilla como presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena fue positivo, al grado de que se logró ganar 22 diputaciones locales, 14 diputaciones federales, así como 49 Presidencias Municipales. 

"Eso sí estamos seguros en Morena siempre tenemos distintas maneras de pensar y esa ha sido la base para poder construir este gran proyecto", refirió, el secretario general de Morena. 

Contra el fraude electoral 

Por otra parte, Edgar Garmendia de los Santos sentenció que la lucha en contra del fraude electoral no frenará, ya que se sigue cada paso que emite el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP), pero además se esperará la resolución final del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

Sostuvo que a nivel federal, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) no dará un paso atrás en contra del fraude electoral y se espera que la elección sea anulada, ya que aseguró hay pruebas suficientes que señalan que hubo irregularidades electorales, con el objetivo de favorecer a Martha Erika Alonso Hidalgo. 

"Hay elementos para anular la elección y estaremos pendientes de la resolución que emita el TEPJF, estamos seguros que habrá una elección extraordinaria y todos estaremos unidos para ganar nuevamente la gubernatura, con Miguel Barbosa Huerta", señaló. 

Finalmente, Edgar Garmendia de los Santos señaló que a partir del 15 de septiembre comenzará un cambio en el estado, ya que por medio del Congreso del Estado se revertir leyes que han dañado a los ciudadanos y que fue un compromiso de la coalición "Juntos Haremos Historia".