A partir de este sábado, Edgar Garmendia de los Santos asumirá la dirigencia interina del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), luego de que el Consejo Estatal de este partido decidió que él asuma esta responsabilidad, como lo marca el estatuto de partido, ante la renuncia de Gabriel Biestro Medinilla. 

En entrevista, el líder nuevo líder de Morena señaló que trabajará para fortalecer al partido político, el que tuvo: "Buenos resultados con el liderazgo de Gabriel Biestro Medinilla, quien logró que se granara la mayoría de  diputados, se ganaron Presidencias Municipales y Andrés Manuel tuvo una buena votación". 

A partir de esta semana, el nuevo dirigente de Morena, junto con el líder del Consejo Estatal, Saúl Papaqui Hernández, comenzará una gira de trabajo al interior del estado para reunirse con la militancia y llevar a cabo un plan de trabajo que apoye el trabajo de las autoridades electas emanadas de la coalición "Juntos Haremos Historia". 

"Lo que nos interesa es que se resuelva la situación en que viven muchos miles de ciudadanos, quienes están en pobreza, rezago social, quienes sufren de inseguridad y todo eso es lo que tenemos que trabajar, pero todo eso se va a lograr a través de la unidad de todos los actores políticos", refirió el nuevo líder de Morena.

Medinilla no meterá las manos

En entrevista por separado, el ex dirigente de Morena, Gabriel Biestro Medinilla sentenció que no se inmiscuirá en las decisiones que a partir de este 15 de septiembre asuma la nueva dirigencia estatal. 

Biestro Medinilla, quien este sábado rendirá protesta como diputado plurinominal, sostuvo que la decisión de quién dirija al instituto político recaerá en el Consejo Estatal y especialmente en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), respetando el estatuto del partido político. 

El exlíder de Morena refirió que mientras que el Consejo Estatal de Morena ya tomó una decisión de respetar el nombramiento de Edgar Garmendia de los Santos, por otra parte, los nuevos estatutos del instituto refieren que un delegado será enviado al Estado para tomar las riendas.

Señaló que su salida de la dirigencia se dio en automático, ya que el estatuto refiere que una vez que él asuma la diputación local dejará la dirigencia de este partido. 

El recuento

Morena logró en este proceso electoral posicionarse en Puebla como la segunda fuerza política, después del Partido Acción Nacional (PAN), el que obtuvo la gubernatura, oficialmente por el Instituto Electoral del Estado (IEE), con lo que desplazó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y al Partido de la Revolución Democrática (PRD). 

A partir del siguiente año,  Morena ya no será castigado en sus prerrogativas, toda vez que obtuvo 22 diputaciones en coalición, con el Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT), además logró cerca de 50 Presidencias municipales. 

Por otra parte, de acuerdo al nuevo líder de Morena, Edgar Garmendia de los Santos, se confía en que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) falle a favor de la impugnación interpuesta por Luis Miguel Barbosa Huerta, en el cargo al Poder Ejecutivo. 

Cerrar filas 

Garmendia de los Santos se pronunció por cerrar filas en torno a las autoridades electas emanadas de la coalición lopezobradorista y avaló las tareas de Claudia Rivera Vivanco y las que han emprendido desde el Senado y la Cámara de Diputados Federal los recientes legisladores. 

Finalmente, señaló que hay gran expectativa en el trabajo de los legisladores locales, por lo que habrá coordinación para sacar adelante temas de impacto social y compromisos de campaña.