A quince días de que Jorge Benito Cruz Bermúdez fuera designado magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y de que la presidencia del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) quedará a cargo del secretario general, Vladimir Luna Porquillo, aún no hay fecha para la sesión del Consejo Estatal del sol azteca.

Los desacuerdos en el PRD continúan y no se acepta la propuesta de Saby Amaro Huerta, como dirigente de este partido en el estado, no obstante, el presidente la Mesa Directiva del Consejo Estatal, Julián Rendón Tapia, se pronunció por la unidad de las corrientes partidistas con el objetivo de fortalecer al partido, que en las pasadas elecciones obtuvo los peores resultados de votación en su historia.

El perredista señaló que, de acuerdo con el estatuto del PRD, Vladimir Luna Porquillo asumió la responsabilidad de presidente interino del partido, sin embargo, se debe llevar a cabo el procedimiento correspondiente para que en el futuro se puedan detectar irregularidades.

Rendón Tapia señaló que se espera el consenso de las corrientes para convocar a una sesión del Consejo Estatal y con ello proceder al nombramiento del nuevo dirigente, pero además se debe tomar en cuenta que el periodo para el que fueron electos está a punto de vencerse.

Reconstruir al PRD, reto del nuevo dirigente

El exdiputado local no se baja de su aspiración como presidente del Comité Ejecutivo Estatal del PRD, sin embargo, señaló que esto ocurrirá cuando se emita la convocatoria por parte del Comité Ejecutivo Nacional y se replique en los estados, más no asumirá una dirigencia interina o de tiempo corto.

Señaló que el reto del próximo dirigente del PRD es reconstruir a esta fuerza política y devolver el lugar que tenía en el escenario político en Puebla, ya que en el pasado proceso electoral se estuvo a punto de perder el registro, el que se mantuvo “de brinco”, indicó, por lo que la situación no es la deseable.  

Señaló que hubo factores como el efecto generado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, como el hartazgo social ante las diferentes fuerzas políticas, además del enojo con el PRD por aliarse a nivel nacional con el PAN, cuyo candidato fue Ricardo Anaya Cortés, quien ya era mal visto en su partido.

“Hay mucha gente que creé en el PRD, entonces, sería cosa de visitar a los compañeros en los municipios y volver a reactivar al partido en el estado y no se vuelva a repetir este tipo de votación que tuvimos”.

Rendón Tapia señaló que aprovechará ese poco capital político que resta en el Sol Azteca para posicionar al PRD rumbo a los siguientes procesos electorales, por lo que ahora sin el cargo de diputado local se concentrará en el trabajo de campo con los ciudadanos.

Finalmente, señaló que comenzará un recorrido por la entidad con el objetivo de unificar a los militantes y evitar fuga de ciudadanos a otros partidos políticos como al Movimiento Regeneración Nacional (Morena), donde decenas de ciudadanos se concentraron en el último proceso electoral.