Una bala que rozó la pierna de una mujer, disparó las protestas e ira de la población de Palmarito Tochapan, luego de la irrupción de elementos de la Marina en el poblado durante la madrugada del martes.

Luego de ocho horas de mantenerse cerrada la autopista Puebla- Veracruz, finalmente vecinos de dicha comunidad, accedieron a reabrirla, pero con la exigencia de que el Ejército Mexicano deje de entrar a la comunidad.

Al respecto, el secretario general de Gobierno, Diódoro Carrasco Altamirano, admitió que los pobladores que mantuvieron tomada la autopista México-Veracruz, están ligados a grupos delictivos dedicados a la ordeña, robo y trasiego de combustible, llamados huachicoleros.

Incluso, acusó en entrevista que fueron quienes evitaron la detención de cabecillas delincuenciales. 

Detalló que personal de la Marina llegó a esta junta auxiliar, perteneciente al municipio de Quecholac para dar cumplimiento a una orden de aprehensión.

Sin embargo, la población lo evitó y tomó la autopista durante la intervención policíaca. 

Afirmó el funcionario que se implementaron los protocolos de diálogo y seguridad por parte del Gobierno del Estado, incluso hubo diálogo con el alcalde interino Alfredo Jiménez.

También se habló con el edil electo, José Alejandro Martínez, hermano de Antonio Martínez Fuentes, alias El Toñin, señalado como principal líder delictivo en el llamado Triángulo Rojo. 

Finalmente, Diódoro Carrasco, reconoció que la Policía Federal fue la que se encargó de dialogar con los pobladores para que la liberen. 

Los vecinos mantuvieron cerrada con barricadas que le prendieron fuego la autopista México- Veracruz, en protesta por el operativo de la Secretaría de la Marina Armada de México y el Ejército Mexicano.

El operativo fue para dar cumplimiento a órdenes de aprehensión, presuntamente contra líderes huachicoleros, entre ellos, a Antonio Martínez Fuentes, alias “El Toñín”, y hermano del alcalde electo, José Alejandro Martínez.

Azuzados por el alcalde electo José Alejandro Martínez, los habitantes más de 200, mostraron su inconformidad por el ingreso de los federales, y tomaron la autopista México-Veracruz, tramo 185.500.
 
El operativo

A altas horas de la madrigada de este martes, habitantes de la junta auxiliar de Palmarito Tochapan, despertaron cuando elementos de la Secretaría de Marina, hicieron cateos en dos viviendas.

La madrugada de este martes, las fuerzas federales ingresaron a Palmarito Tochapan, perteneciente al municipio de Quecholac, para revisar vehículos y dos casas del barrio de La Inmaculada.

Según información de los pobladores, se señala que los miembros castrenses entraron a dos domicilios y lesionaron a una mujer que iba pasando rumbo a un molino de masa para iniciar sus actividades.

Con un rozón de un disparo en una pierna, luego de que le habían señalado no podía pasar por la calle donde estaba el operativo, fue como la detuvieron.

Además, indicó que los soldados entraron a dos domicilios, rompieron vidrios y lanzaron gas, donde acusan que los moradores fueron amarrados, pero al no encontrar nada ilícito, se llevaron dinero y cosas de valor, acusan.
 
Las violaciones

La semana pasada, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), emitió una recomendación contra el Ejército Mexicano, por violaciones graves tras un operativo en Palmarito Tochapa ocurrido el año pasado.

De este modo, fueron recomendadas la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Fiscalía General del Estado (FGE), el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP).

La recomendación es por la violación grave de derechos humanos, radicada bajo el número 12VG/2018, en la que se señala a diversos funcionarios.

En la investigación, la CNDH contó con elementos para acreditar las violaciones graves a derechos humanos a la libertad personal y a la presunción de inocencia.

También se omitió la presunción de la verdad; a la vida; a la integridad personal; a la legalidad y seguridad jurídica; al interés superior de la niñez y a la debida procuración de justicia.

El 3 de mayo de 2017 se registraron enfrentamientos armados en la comunidad de Palmarito Tochapanentre civiles -dedicados a la sustracción ilegal de hidrocarburos- contra militares y servidores públicos federales y estatales.

El saldo fue de 10 personas muertas -6 civiles y 4 militares-; 26 lesionadas -14 civiles y 12 militares-; 13 más fueron detenidas -9 adultos y 4 menores de edad-.

El 10 de mayo de este año, una semana después de operativos en la comunidad de Puebla, se difundió una serie de videos del enfrentamiento entre huachicoleros o ladrones de combustible de ductos de Pemex, policías y soldados.

En uno de estos vídeos, se observa a un militar disparar a quemarropa contra un hombre sometido tirado en el piso, con las manos en la cabeza.

Tras este hecho, organizaciones de derechos civiles, de México y el Mundo, como Amnistía Internacional (AI) reprobaron la “actuación extrajudicial” de los elementos castrenses, mientras que la CNDJ anunció que integraría la carpeta de investigación, la cual ahora tiene candado.