El presidente del Sindicato de Empresarios Mexicanos (Sindemex), Sergio Curro Martínez, rechazó que los empresarios se nieguen a pagar sus impuestos, pero pidió que el Sistema de Administración Tributaria (SAT), les dé una tregua durante la contingencia por el COVID-19, ya que la prioridad es pagar impuestos.

Señaló que es a nivel federal, donde se pide a que los legisladores que nos representan en el Congreso de la Unión, intercedan por ante la Secretaría de Hacienda para que haya comprensión en el mes de abril cuando se tienen que presentar las declaraciones una vez que hay empresas que están cerradas y podrían ser sancionadas.

Asimismo muchas empresas están privilegiando el pago del salario a sus trabajadores, y el pagar los impuestos comenzaría a generar problemas.

“El llamado es a la comprensión por parte del sistema hacendario ya que la situación que se vive es la más grave en los últimos 25 años.”

El dirigente empresarial, expresó que la gran mayoría de las empresas que se encuentran afiliadas al organismo pagan sus impuestos a tiempo, son responsables, pero nunca les había tocado vivir una crisis como la actual.

Expresó que la crisis que se ha presentado a nivel internacional a causa de la pandemia provocada por el virus identificado como COVID-19 ha generado que las empresas comiencen a tener la falta de liquidez, por lo que es necesario que se tomen acciones para proteger los millones de empleos, de lo contrario se podrían presentar problemas sociales.

Indicó que el Sindicato Nacional de Empresarios Mexicanos (SINDEMEX), hace un llamado a los tres niveles de gobierno para que lleven a cabo las acciones necesarias para que sin paternalismos se apoye a las empresas que generan los millones de empleos que deberán mantenerse para cuando sea superada la fase crítica.

“A nivel estado reconocemos las primeras acciones que ha llevado a cabo el gobierno del estado que pudo llegar a un acuerdo con la empresa Agua de Puebla Para Todos, a fin de que este mes no se cobre a las empresas. Ahora esperamos algunas otras acciones como el diferir el pago del Impuesto Sobre Nómina, e incluso reducir su tasa en lo que resta del año.”

Curro Martínez, indicó que lo que se reitera es el llamado para que las compras se hagan preferentemente a los proveedores poblanos para que las empresas que siguen trabajando cuenten con recursos, e insistimos, se mantengan las fuentes de empleo

Advirtió que en el gobierno municipal se están retrasando las acciones una vez que hay un fondo de contingencia por 260 millones de pesos, mismo que fue aprobado por el Cabildo dentro del presupuesto 2020, mismo que no puede quedar congelado.

Se pide a las autoridades municipales que tomen en cuenta que estamos viviendo una contingencia que en éstos momentos los problemas podrían ser mayores a los que se enfrentaron los sismos de 1999 y 2017, ya que debido a la magnitud del problema, habrá que reconstruir parte de la economía.

“Consideramos que el dinero no debe quedarse detenido, sino diseñar un plan de apoyo para apoyar a las micro y pequeñas empresas”, concluyó.