El gobernador Miguel Barbosa advirtió sanciones de tipo penal y administrativas a los dueños de antros y bares quienes incumplan con el cierre de sus negocios, durante la contingencia sanitaria para evitar la propagación del coronavirus; las sanciones son de tipo penal y administrativa, conforme se establezca en los Códigos Reglamentarios Municipales, así como el Código Penal del Estado de Puebla. 

"Sin duda que si, primero que se verifica que estén funcionando, se clausuran y tendrá que haber una sanción por este desacato a la orden de autoridad emitida", advirtió el gobernador.

De acuerdo al decreto publicado el pasado 23 de marzo se establece que "el incumplimiento al presente acuerdo o a cualquier otra disposición será sancionada conforme lo establezca la legislación y normatividad aplicable en materia administrativa y penal", cita en el artículo octavo transitorio.

Y es que, se obligó a que los lugares privados y públicos, con alta concentración de personas como los antros, bares, clubes de servicios, sociales y deportivos, así como los baños públicos, casinos, centros nocturnos, bares, discotecas, cabarets, salones de fiesta, piscinas, estadios deportivos, así como zoológicos, por citar algunos, que deben cerrar sus puertas hasta que pase la contingencia sanitaria, esto para evitar la propagación del virus. 

Las sanciones en contra de particulares quienes incumplan con el decreto establecido dependen de lo que cada Código Reglamentario Municipal establezca, pero se advierte el cierre de los espacios además de multas económicas.

Multas de hasta 2 años de cárcel y hasta 86 mil pesos a quienes sabiendo que tienen la enfermedad contagien 

Por otra parte, el Código Penal establece sanciones a las personas quienes sean portadoras de una enfermedad viral y que aún sabiéndolo la propaguen, éstas sanciones van de mil 737.6 pesos y hasta 86 mil 880 pesos; en tanto que se imponen sanciones de hasta dos años de cárcel. 

De acuerdo a los artículos 213 y 214 del Código Penal de establece que "al que sabiendo que padece un mal venéreo o cualquier otra enfermedad crónica o grave que sea transmisible por vía sexual o por cualquier otro medio directo, pusiere en peligro de contagio la salud de otra persona, se le impondrá prisión de 30 días a 2 años y multa de 20 a mil días de salario", se cita. 

Estas disposiciones se aplicarían por particulares, en tanto que los dueños de los negocios quienes se nieguen a cerrar los espacios también serán acreedores a sanciones de acuerdo a lo que determinen las autoridades municipales, responsables de otorgar los permisos. 

Bares y antros siguen funcionando en época de pandemia 

Fue hasta el pasado jueves cuando el restaurante bar Costeñito, ubicado en la zona de Angelópolis por fin cerró sus puertas, después de varios días de negativa y hacer caso omiso al decreto emitido por el Gobierno Federal. 

De acuerdo a e-consulta, el Ayuntamiento de Puebla intervino para que los dueños de este negocio cerrarán sus puertas y cumplieran con el decreto establecido por las autoridades federales y estatales, para evitar así la propagación del Covid-19. 

Cabe destacar que, el decreto por la contingencia sanitaria se extendió y será hasta el 30 de abril cuando las actividades vuelvan a la normalidad; sin embargo, todo dependerá de las cadenas de contagio y de lo que valoren autoridades tanto federales como estatales.