A dos semanas de que concluyan las campañas electorales, el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) revocó la candidatura de Pascual Morales Martínez en Francisco Z. Mena, pues incurrió en violencia política de género. Con la decisión de las y los magistrados por primera vez en la historia se echa abajo una candidatura por cometer agravios en contra de una mujer.

Este viernes en sesión del TEEP, las y los magistrados analizaron el expediente marcado con el número 125/2019 interpuesto por la regidora Flor Teresa Ávila Núñez. Los juzgadores ordenaron que el Instituto Electoral del Estado (IEE) cumpla con dicha sentencia.

“Se apercibe al presidente municipal Pascual Morales Martínez y al Cabildo de Francisco Z. Mena que, en caso de reincidir en incumplir con lo ordenado por este organismo jurisdiccional, así como en lo ordenado en la sentencia del veintitrés de diciembre de dos mil diecinueve y lo modificado por Sala Regional del Poder Judicial de la Federación, será merecedor de una medida de apremio mayor”, se cita en el fallo emitido.

El actual presidente municipal no cumplió desde el inicio del proceso electoral con los requisitos de elegibilidad marcados por ley, pues ya había una sentencia en su contra por los agravios cometidos en contra de la regidora, a pesar de ello Morena lo postuló para su reelección.

El alcalde constantemente acosó a la regidora, quien desde 2019 presentó quejas ante el TEEP, incluso los magistrados ordenaron el año pasado que la Fiscalía General del Estado (FGE) otorgara protección, debido a las constantes amenazas en contra de la regidora y de su familia.

Los ataques a la regidora

En el expediente que se aprobó este viernes, los magistrados hacen un recuento del caso, y es que desde 2019 Flor Teresa Ávila Núñez dejó de recibir sus pagos quincenales, por lo que el TEEP ordenó que se le pagaran sus salarios y se le entregara un espacio digno para ejercer sus funciones, pero el alcalde no cumplió.

A pesar de que el edil fue ordenado a frenar la violencia política en razón de género, los ataques continuaron en contra de la regidora, incluso tampoco cumplió con la orden emitida por los magistrados en el sentido de ofrecer una disculpa pública, a través de los principales diarios de circulación de aquella región.

La regidora no fue convocada a las sesiones de Cabildo, no se le entregó documentación para el ejercicio de sus funciones, además no se le proporcionó un espacio físico para ejercer su labor: “La autoridad responsable únicamente proporcionó a la regidora una silla y una mesa, sin que se hubiera entregado -como lo refiere la incidentista- por ejemplo, un equipo de cómputo, o materiales mínimos para el desarrollo de su encargo”, se mencionó.

En este orden, los magistrados también avalaron una amonestación pública al alcalde quien busca su reelección por el incumplimiento de las sentencias anteriores.

Durante la sesión de este viernes en el TEEP, los magistrados resolvieron tres recursos de apelación, seis asuntos especiales y diez juicios para la protección de los derechos político electorales.