Al conmemorarse un aniversario más de los sismos ocurridos en 1985 y en 2017, durante el Segundo Simulacro Nacional, este movimiento telúrico se registró a 35 kilómetros al sur de Acatlán, tuvo un escenario de magnitud de 7.2 grados.

En dicho ejercicio, participaron 8 mil 286 inmuebles en los 217 municipios con una participación de 436 mil 154 personas.

En Casa Aguayo, sede del Poder Ejecutivo Estatal fueron evacuadas 60 personas y el inmueble no registró daños, así lo informó el director operativo de Protección Civil, Eduardo Vargas, quien también destacó que la alerta sísmica se activó y no hubo daños.

A su vez, el funcionario estatal informó que de los 8 mil 286 inmuebles registrados, de los cuales se dividieron en 2 mil 84 estatales, 2 mil 500 federales, 486 municipales, 3 mil 155 privados, participaron 436 mil 154 personas entre servidores públicos y sociedad en los 217 municipios.

En su intervención, el jefe del Poder Ejecutivo Estatal, Miguel Barbosa, refirió que los ciudadanos en la entidad ya tienen más experiencia para actuar en el caso de sismos, sin embargo, resaltó que la cultura de la prevención es importante, hacer caso a las recomendaciones de Protección Civil y concentrarse en lugares seguros es indispensable para salvaguardar la vida de las personas.

Gobierno del Estado organizará simulacros por actividad volcánica

Ante la constante actividad del volcán Popocatépetl, el gobernador, Miguel Barbosa, refirió que además de hacer simulacros por tema de sismo, su administración organizará simulacros para que la gente sepa cómo actuar en el caso de una emergencia por actividad volcánica, o bien por huracanes y lluvias.

“Tenemos que hacer pronto otro tipo de simulacros el del volcán y tenemos que hacer simulacros con otro tipo de desastres, la naturaleza nos ha golpeado a nuestro estado, pero hoy que es la parte del sismo tenemos que seguir recordándole a la gente que la mejor forma de estar en una acontecimiento de esta naturaleza”, dijo.

El gobernador también convocó a la sociedad a ser solidarios, pues, aunque esta ya es una característica de los mexicanos, resaltó que es importante que se continúe en la línea de ayuda a quienes menos tienen y especialmente cuando un fenómeno natural afecta a las familias más vulnerables.

“Ninguna administración está preparada, pero hemos tenido prevenciones para poder estar listos, así lo hicimos con el meteoro Grace y por eso somos parte de una república y federación, donde la federación tiene que asistir a los estados y eventuales y no deseados daños, provocados por la naturaleza”, dijo.

Por cierto, que en los municipios del volcán no ha sido necesaria la suspensión de clases, ya que la actividad volcánica no ha generado mayor alarma.

Puebla se queda en semáforo epidemiológico rojo por Covid-19

Aun cuando la federación ha cambiado el semáforo epidemiológico de la pandemia de a Covid-19, el gobernador, refirió que la entidad se queda en color rojo, pues en este momento se atraviesa la tercera ola de contagios, pero vendrán más olas.

El mandatario refirió que los ciudadanos deben continuar con las medidas sanitarias e involucrarse en esta nueva realidad hasta que se logre contener la enfermedad, resaltó que las vacunas son el remedio para controlar la enfermedad que ha dejado a más de 14 mil personas fallecidas en la entidad.