Mientras la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) resolvió una medida cautelar para que se retiren las publicaciones referentes a “Traidores a la patria”, por parte de Morena, y reconoce que se pone en riesgo la integridad de los legisladores, las diputadas por Acción Nacional, Carolina Beauregard, y Genoveva Huerta, interpusieron una queja para que se detenga la "campaña de odio" impulsada por el presidente de la República, así como Mario Delgado.

Carolina Beauregard, quien había reconocido el temor por la campaña de odio, anunció a través de las redes sociales: “Hoy presenté una denuncia en el INE México  en contra del Partido Morena  y a quienes resulten responsables por la campaña de calumnias y difamación que han organizado en contra de la oposición".

Asimismo, señala, "siempre defenderé la libertad de expresión y el derecho a disentir de la ciudadanía".

Indicó que es necesario frenar la campaña de polarización que se está presentando en el país, derivado a que hay quienes piensan diferente.

En tanto,  la diputada Genoveva Huerta, en su cuenta de Twitter señaló: “Desde el INE México, le decimos fuerte y Claro a López Obrador y su partido Morena, que le paren a su campaña de odio en contra de los diputados del PAN”.

Anunció que presentó una queja por calumnias, “están aprovechando el año electoral para polarizar a la sociedad y NO lo vamos a permitir”.

Horas después de acuerdo con el comunicado del INE, la medida fue solicitada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) contra del partidos Morena y su presidente nacional, Mario Martín Delgado Carrillo, por presunta calumnia; por difundir una publicación con la que, según el quejoso, pretenden restarle simpatía frente al electorado de cara a los procesos electorales locales en curso.

En el dictamen la Comisión determinó que las publicaciones en las que se menciona la expresión "PRI, PAN, PRD y MC son traidores a la patria”, desde una perspectiva preliminar y bajo la apariencia del buen derecho, imputan de manera directa un delito por el que no se ha establecido la culpabilidad del partido político denunciante o de quienes forman parte de él, dado que la Traición a la Patria es un tipo penal previsto en el Código Penal Federal.

Asimismo consideró que no es una manifestación aislada o espontánea surgida o emitida exclusivamente en el seno del ámbito parlamentario, sino que  este tipo de expresiones trascendieron de la esfera legislativa y ahora forman parte de una posible estrategia o campaña partidista que podría provocar, además de calumnia, la incitación al odio y a la violencia en contra de otros actores y fuerzas políticas.

La comisión Precisó:

La Ley General de Partidos Políticos establece en su artículo 25 que son obligaciones de los partidos políticos: “a) Conducir sus actividades dentro de los cauces legales y ajustar su conducta y la de sus militantes a los principios del Estado democrático, respetando la libre participación política de los demás partidos políticos y los derechos de los ciudadanos”, lo cual se presume ha dejado de cumplir Morena al desplegar la campaña referida hacia legisladores de otros partidos.

La Comisión estimó que la posible campaña de odio puede violar los derechos de las personas legisladoras e incluso poner en riesgo su integridad.

También precisó, que este tipo de manifestaciones podrían, eventualmente, vulnerar el derecho de las personas legisladoras al efectivo desempeño del cargo, porque parecería que votar en contra de las propuestas de reforma hechas por el partido político predominante o por el Presidente de la República les conllevaría una campaña de odio en su contra.

Así, se ordenó al presidente nacional de Morena, Mario Delgado Carrillo, y al referido instituto político para que, de inmediato, en un plazo que no podrá exceder de tres horas, realice las acciones, trámites y gestiones necesarias y suficientes para eliminar las publicaciones denunciadas alojadas en Twitter, así como de cualquier otra plataforma electrónica o impresa bajo su dominio, control o administración.

Asimismo, se instruyó a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE para que pueda determinar quiénes son los responsables de la página “traidoresalapatria.mx”, disponible en internet, a efectos de que sea retirada del acceso público.

El proyecto fue aprobado por unanimidad de votos de la consejera Claudia Zavala y del consejero Ciro Murayama, así como de la consejera Adriana Favela, presidenta de la Comisión de Quejas y Denuncias.