Al cumplirse este 5 de mayo, 33 años de su fundación el Partido de la Revolución Democrática (PRD), sigue vigente, aseguró el presidente del Consejo Estatal, Arturo Loyola González, quien lamentó que algunos de sus ex militantes estén dando marcha atrás a los avances que se lograron, y se quiera que se caiga nuevamente el sistema electoral.

En entrevista uno de los fundadores del PRD, recordó que el partido nació como consecuencia del fraude electoral perpetrado por el viejo PRI en 1988, y al que pertenecían quienes hoy ocupan los más altos cargos dentro del gobierno federal.

Señaló que a lo largo de estos 33 años, militaron en el PRD, personajes que se sirvieron de él, saqueándolo, enlodándolo, desprestigiándolo y traicionándolo. Siendo la traición su más grande virtud.

Al cobijo de la traición y la acechanza actuaron. Se disfrazaron de astutos y actuaron con seguridad, haciendo de la traición un actuar común y cotidiano. La traición en cualquier espacio social es una de las más graves degradaciones humanas. Cuando alguien miente para obtener un beneficio o un lucro traiciona y es indigno y deplorable.”

Advirtió que la traición es una característica propia de personas sin valores y sin principios, miserables y ambiciosos, y es común en quienes con frecuencia cambian de grupo o de partido; son tránsfugas.

Loyola González dijo que quienes con falsas promesas piden el voto para alcanzar sus ambiciones personales traicionan la confianza del elector “Prometer y no cumplir es traición. Comprometerse a no robar, a no mentir, y a no traicionar haciendo todo lo contrario.”  

Indicó que ante la visita a Puebla del presidente este 5 de mayo, día en que conmemoramos la efeméride más importante para México y en especial para los poblanos se debe  tener presente que la lucha por acabar con las desigualdades, ha sido, es y seguirá siendo la opción del cambio verdadero para las y los mexicanos en su conjunto, trabajadores, estudiantes, intelectuales, burócratas, amas de casa, transportistas, y que "por encima de cualquier interés de partido, de grupo o personal, está el bienestar de todas las familias mexicanas".

Señaló que quienes militaron en el PRD y se fueron a Morena abandonaron esos principios ya que a pesar del dinero que dan a sus seguidores, la miseria sigue presente, pero más aún se busca retroceder en el aspecto democrático.

Recordemos que en ese año 1988, las elecciones eran organizadas por el sistema y cuyo responsable directo de organizarlas era la secretaría de Gobernación en manos de quién hoy es el director de la CFE,  Manuel Bartlett Díaz, a  quien se cayó el sistema, concretando el fraude que  llamó "fraude patriótico".

Sostuvo que la democratización de las instituciones no puede concebirse sin el PRD, la verdadera izquierda mexicana, quién ha jugado un papel importante en la transformación social y política de nuestro país, su fortaleza se basa en sus principios y plataformas encaminados a un bienestar social y enarbolando siempre las causas justas, para lograr una país de efectivos derechos sociales e individuales con igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos, procurando se cumplan los derechos como, educación, salud, trabajo digno y bien remunerado entre otros.

"Hoy refrendamos nuestro compromiso de luchar por lograr un país con mejores condiciones y oportunidades para todos, trabajaremos por una causa común para lograr una mejor calidad de vida para todas y todos los mexicanos".