¿Acaso falta mucho para enseñarles a los autos a insultar a los demás conductores?
En su reporte mensual sobre el programa de autos sin conductor, Google señaló que empezó a hacer que los autos toquen el claxon para advertir a los conductores y a los peatones.

Nuestro objetivo es que nuestros autos aprendan a tocar el claxon como si fueran un conductor paciente y experimentado, según el reporte.

Conforme adquirimos experiencia en el uso del claxon, esperamos que nuestros autos también puedan predecir la forma en la que los otros conductores reaccionan a él en situaciones distintas.
Si otro vehículo se nos aproxima en reversa lentamente, es probable que hagamos dos toques cortos y suaves para indicarle al conductor amablemente que estamos detrás de él, señaló Google. Sin embargo, si es una situación que exige mayor urgencia, haremos un toque fuerte y sostenido.


A veces los autos sin conductor necesitan hacer sonar el claxon simplemente porque los autos eléctricos en forma de gota que se mandaron a hacer específicamente para Google no hacen el ruido que suele hacer un auto a gasolina típico.
Ser silencioso no siempre es bueno, según el reporte. Los peatones y los ciclistas suelen confiar en que el ruido los alertará de la cercanía de un auto, particularmente si están a punto de cruzar la calle o de cambiar de carril.
Los autos de Google ya han recorrido 2.5 millones de kilómetros en modo autónomo. La flota de 58 autos suma entre 16,000 y 25,000 kilómetros recorridos en modo autónomo cada la semana.