Pikachu ha revolucionado la cotización de Nintendo una sesión más. Las acciones de la histórica compañía japonesa de videojuegos se han disparado este martes un 12.73% en la Bolsa de Tokio, lo que lleva al valor a acumular unas ganancias de más del 56% desde el pasado jueves. En el año, las acciones ganan un 36 por ciento.

La escalada en Bolsa de la cotización de Nintendo, que está en los niveles más altos desde septiembre de 2015, comenzó a raíz del éxito del lanzamiento del primer juego para smartphones de la franquicia Pokémon, que invita a los usuarios a buscar a las populares criaturas fantásticas en escenarios reales mediante la cámara del teléfono.

Ayer lunes, los títulos de Nintendo se dispararon un 24.52%, en lo que supuso su mayor avance intradía desde 1983, cuando la compañía comenzó a cotizar en la Bolsa de Tokio. Sólo en estos dos últimos días, se han movido 10.4 millones de acciones de la compañía, mientras que su valor de mercado ha alcanzado los 3.23 billones de yenes (28,177 millones de euros).

Desde que salió a la venta en Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, el videojuego desarrollado por Niantic Inc. y distribuido por Nintendo ha encabezado las listas de descargas en diferentes plataformas de estos países.

Pokémon Go permite al usuario cazar a Pikachu y a sus 149 compañeros originales en la misma realidad en la que se encuentra el jugador. Si este cruza un paso de cebra en la Gran Vía de Madrid, por ejemplo, podría aparecer un Charmander que capturar con una pokéball para su colección.

El anuncio de Nintendo el pasado jueves logró atrapar la atención de millones de jugadores que no dudaron en descargarse el juego. Y eso que, de momento, solo se ha lanzado oficialmente en tres países (Nueva Zelanda, Estados Unidos y Australia). La compañía ha anunciado que llegará en breve a Europa, aunque todavía no hay fecha para el desembarco.

Ello no ha impedido que un gran número de seguidores de esta saga que residen en países donde todavía no está disponible el juego hayan encontrado formas de conseguirlo. Los jugadores pueden instalar un archivo tipo APK, una vez ajustado el teléfono móvil para que admita aplicaciones de origen desconocido.

Un truco que ha colapsado los servidores de la compañía nipona, que no había previsto un fenómeno de esta magnitud. La empresa ha reconocido que está trabajando a contrarreloj para resolver este problema cuanto antes, explican a CincoDías fuentes de Niantic. Nintendo ha pedido también a través de Twitter que se evite este tipo de instalaciones para evitar ser infectado por un virus.

El juego —convertido ya en el nuevo fenómeno tecnológico— no solo ha logrado ser un éxito en descargas, sino también en tiempo de uso. Más del 60% de los estadounidenses que se lo han descargado lo usan a diario. Esto supone que en más de un 3% del total de smartphones Android se usa diariamente, lo que sitúa a Pokémon Go muy cerca de Twitter en usuarios activos diarios.

El sorpasso estaría cerca. Los jugadores dedican una media de 43 minutos y 23 segundos al día al juego, más que a WhatsApp (30 minutos y medio), Instagram (25 minutos y 16 segundos) o Snapchat (22 minutos y 53 segundos).

La fiebre por atrapar criaturas de Pokémon vuelve a las calles una década después, tras vender 175 millones de ejemplares de la franquicia del videojuego entre 1996 y 2006 para las diferentes consolas de Nintendo.

Niantic prepara novedades para los jugadores como intercambiar criaturas o competir entre usuarios, algo que ya se podía hacer en las versiones previas del juego. Nintendo también lanzará en agosto una pulsera electrónica (Pokémon Go Plus), que se conecta por bluetooth y permite jugar sin estar pendiente del móvil. Este gadget avisa con vibración y luz led la aparición de novedades como encontrar un Pokémon salvaje, para que el usuario lo capture con solo presionar un botón.