El día de ayer, el influyente columnista Mario Alberto Mejía abordó por vez primera en este sexenio el tema de la sucesión en Casa Puebla.
Leer a Mejía siempre resulta interesante, sobre todo tratándose de estos temas, ya que es reconocida su perspicaz habilidad para descubrir lo que los gobernantes esconden en lo más recóndito de su mente.
Sin más, Mejía abrió el abanico sucesorio y puso en la mesa política tres nombres. Y digo tres porque, a pesar de ser cuatro, me parece que la inclusión de Patricia Leal en la lista fue más una muestra de caballerosidad y cortesía, que un asunto de seriedad periodística. Digamos que fue una buena puntada con el sello de Mejía.
Regresando al agudo ingenio del escritor, resulta por demás interesante que justo quienes han sido barajados como posibles candidatos a la presidencia municipal, sean también descubiertos como los alfiles de Moreno Valle para la gubernatura.
Nada nuevo nos aporta Mejía en cuanto a Fernando Manzanilla, quien es visto por todos como el natural sucesor del morenovallismo. En cambio, leer los apellidos Gali Fayad y Aguilar Chedraui como posibles moradores de Casa Puebla sí convierte en un parteaguas la columna in comento.
Cualidades y capacidades las tienen todos, aunque al final de la historia la decisión no dependerá ni de lectores ni de columnistas, sino del “Señor de los Cerros”.
No tengo la radiografía completa, y no sé si el echar los gallos a pelear haya sido una petición directa del gobernador. Pero así fuera una simple ocurrencia del “quintacolumnista”, me parece que fue la mejor aportación para estos tiempos de aburrimiento electoral.
Por lo pronto, el director del portal Sexenio le puso el cascabel al gato y desde ahora los reflectores, las grillas, las envidias, las apuestas, los sueños y las ilusiones rondarán la figura de estos tres personajes.
En términos galleros dirían: “¡Hay pelea, señores. Cierren las puertas!”

Lozano vs Alcalá, de pronóstico reservado
La arena electoral en el estado de Puebla tiene como actores principales a los candidatos al Senado de la República, en donde —de acuerdo con la encuesta de abril de Lavín y Asociados— existe un empate técnico entre Javier Lozano Alarcón y Blanca Alcalá como cabezas de fórmula, con 30.80 contra 27.60 por ciento, respectivamente.
La cerrada diferencia de 3.20 entre Lozano y Alcalá los coloca prácticamente en un empate técnico, a dos meses de que culminen las campañas.
Si partimos de la base de otros estudios demoscópicos, los cuales daban una ventaja al exsecretario del Trabajo de más de 10 puntos por encima de la exalcaldesa, podemos concluir que el escenario del candidato panista se ha complicado seriamente, toda vez que la diferencia prácticamente se ha esfumado en sólo un mes de campaña.
Todo indica que el errático arranque de campaña de Josefina Vázquez Mota, conjugado con el llamado “efecto Peña”, podrían cobrar víctimas también en Puebla.
Nada extraño sería que las tendencias nacionales terminen por revertir la intención del voto en nuestro estado, en donde —para los panistas— parece más importante apuntalar la imagen de una candidata suplente al Senado, que fortalecer a los propietarios.
Por lo pronto, la lucha por el Senado es de pronóstico reservado.
Hagan sus apuestas.

El repunte de Nueva Alianza
Salta a la vista que en Puebla, el Partido Nueva Alianza está trabajando a marchas forzadas para entregar la cuota de 200 mil votos, con la cual puedan aspirar a mantener el registro como partido.
Sin embargo, debo reconocer que me sorprendieron los números que arrojó la encuesta de Lavín y Asociados, en cuanto al posicionamiento que tienen sus candidatos de preferencia de candidatos al Senado.
Sin duda, el repunte de Nueva Alianza rebasa cualquier expectativa, en donde Manuel Bartlett cede la tercera posición al neoaliancista Víctor Hugo Islas con 12.60 contra el 8.50 del exgobernador poblano.
Tengo datos que reflejan el repunte no sólo para el Senado, sino también en algunos distritos, en donde sus candidatos a diputados tienen posibilidades de subirse al segundo lugar, y dicen que en el búnker de este partido no descartan hacer historia ganando una curul para el partido de la maestra.