Ya era hora, muchos años han pasado desde que el equipo de La Franja se proclamaba como un referente del futbol nacional, los 80 fueron sensacionales para los poblanos en materia futbolista, dos campeonatos y equipos protagonistas, los problemas iniciaron a principios de los 90, incluso en aquella final del 91-92 frente al León, los Camoteros ya traían encima una serie de problemas económicos y políticos, a partir de ahí sólo sinsabores, derrotas, problemas, descensos, compra de franquicias, etcétera, de verdad que mínimos fueron los buenos momentos, quizás la compra de la franquicia del Curtidores, la semifinal frente a Santos, el ascenso, y dos calificaciones a la Liguilla en 20 años, si en tanto tiempo es realmente muy poquito, y lo peor el peligro permanente del descenso era el común denominador de nuestra escuadra, el último tramo lleno de demandas, cárcel, juicios, etcétera, eran ya el pan de todos los días, situación que llevó incluso a la afición a alejarse del estadio Cuauhtémoc, afortunadamente una luz de esperanza yace sobre la grama del estadio dos veces mundialista, la llegada de la familia López Chargoy encabezada por el exsocio minoritario Jesús, y es que si bien es cierto que éstos no son precisamente dueños de un consorcio nacional, si lo es el hecho de que cuentan con los suficientes recursos materiales y económicos para llevar al equipo de La Franja a otras latitudes, mire usted, son poblanos, aficionados al equipo de toda la vida, con experiencia en el futbol por su paso como socio de los Camoteros, hombre que prefiere el diálogo a la confrontación, con aliados en prácticamente todos los medios de comunicación en Puebla, amigo de los jugadores, con negocios que le permiten aportar en lo económico para la adquisición de técnico y jugadores de buen nivel, y por si fuera poco con espléndidas relaciones a nivel gobierno que le permitirán transitar por la vía adecuada en este “difícil” mundo del futbol, sin duda, otros aires se respiran alrededor del coloso de la colonia Maravillas.
De inicio trae como estratega a un hombre capaz con una gran historia en Puebla, Manuel Lapuente, quien junto con gente como Carlos Poblete, Carlos Turrubiates, Gerardo Esquivel y el profesor Basagastegy tratarán primero de serenar a La Franja y posteriormente devolverle la grandeza que en alguna época tuvo, en cuanto a los refuerzos Félix Borja, Segundo Castillo, Jonathan Lacerda, Luis Miguel Noriega, “Venado” Medina, Michael Orozco, William Paredes y Emmanuel Cerda trataran de complementar un equipo que mantuvo a gente como Matías Alustiza, DaMarcus Beasley, Jaime Durán, Jesús Chávez, Alexandro Álvarez y Diego de Buen, entre otros, para intentar primero alejarse del problema porcentual y después porque no buscar regresar al equipo a los primeros planos del futbol nacional, el paso esta dado, de inicio a partir de hoy inician pretemporada en Acapulco Guerrero, para después sostener una serie de seis partidos previos al inicio del torneo donde abrirán en casa recibiendo al campeón Xolos el próximo 6 de enero.

Lobos BUAP, en busca del ascenso
Otros que no cesan en su intento por lograr el ansiado ascenso a Primera División son los universitarios, quienes con la contratación de Nacho Rodríguez dan un paso firme al contar con un DT experimentado en la división y que los llevará por el camino correcto, se habla de que únicamente se traerán a cuatro refuerzos entre los que puede usted poner en la lista como posibilidades serias a Jorge Zárate y al centro delantero de Irapuato Ariel González, entre otros, por lo pronto la pretemporada será en nuestra ciudad y se esperan los mejores resultados para el inicio del próximo torneo donde iniciarán en casa recibiendo al equipo de Necaxa.
Nosotros como siempre seguiremos en línea.
Hasta la próxima.

Twitter@pepehanan