El lector estará enterado que el territorio poblano ha sido blanco de cuantiosos y violentos asaltos desde que iniciaron las operaciones comerciales más importantes del año, desde el 15 de diciembre, amén de las ejecuciones y las desapariciones que se han registrado y que dejan a las corporaciones policíacas mal paradas ante los ojos de la sociedad.
También hemos abordado los conflictos que vive el personal de la Policía Ministerial del Estado (PME), desde sus carencias hasta de los abusos que son objeto.
En esta ocasión les presentó una carta emanada de la Quinta Comandancia, donde la queja contra su comandante señala irregularidades que aquí mismo se han comentado y que han carecido de la atención debida.

El correo de los muertos
“Vaya que en verdad en su columna se atrevan a mencionar algunas cuestiones que suceden en la QUINTA COMANDANCIA, la ESPECIALIZADA DE ROBOS Y ASALTOS, si nos ponemos analizar el nombre y responsabilidad de dicha comandancia dedujimos que se trata de una de las principales y más importantes de la capital, pues entonces señor director de la Ministerial, nos preguntamos por qué no toma cartas en el asunto y pone a cargo a quien en verdad realice el trabajo con responsabilidad y efectividad.
”No puede ser que como titular de dicha comandancia esté un Comandante incompetente, ineficaz e inepto, sin el conocimiento y responsabilidad de realizar un buen trabajo, en este tipo de situaciones se puede ver EL NEPOTISMO y ustedes díganme si eso no significa un acto de CORRUPCIÓN, entonces señores directivos: ¿no que están combatiendo la corrupción? pues con esto se contradicen.
”Ya actúen y resuelvan, no pueden seguir ese tipo de acciones que por el hecho de que este comandante compre a nuestro director e inspector, tenga la ciudadanía que sufrir las consecuencias de los altos índices de delincuencia que este sujeto ni de chiste tiene la capacidad de resolver, no tiene ni la más remota idea de cómo liderar a un grupo de policías, no motiva ni especifica tareas de acción para resolver los delitos que se van presentando día con día, aparte que desanima con los tratos y humillaciones que nos hace al personal.
”De esta manera cómo pretende el SEÑOR DIRECTOR que los suscritos respondamos y trabajemos definitivamente. Si las cosas siguen igual no daremos resultados ya basta de ese trato indigno, somos policías con la camiseta muy bien puesta pero sin ganas de dar resultados, antes de que tomara el cargo este comandante se tenía bien establecida una estrategia de trabajo, encomendada a cada uno de nosotros con las habilidades de cada grupo, pero este señor vino a cambiar todo y a sobajar y humillar a cada uno, preocupándose únicamente por el hecho de que se saque para las rentas y cumplamos con darle su mochada, en lugar de preocuparse por dar cumplimiento al trabajo y darle seguimiento a los robos de relevancia.
”Únicamente se preocupa en cuidarnos los bolsillos para así el poder cumplir los caprichos del señor director, porque así lo dice y expresa a cada uno de nosotros literalmente: ‘YO TENGO COMPROMISOS CON EL PATRÓN Y TENGO QUE DARLE SU RENTA, ASI QUE AL QUE DESCUBRA QUE ME PICA LOS OJOS NO LO VOY A PROTEGER Y YO MISMO LO PONGO A DISPOSICIÓN DEL ALBORES’.
”Cada palabra expresada en esta carta está llena de realidad y para realizarla nos hemos juntado todos los que conformamos la quinta comandancia. Ahora ya no se puede trabajar como debe de ser estamos seguros todos nosotros que como efectividad sin duda alguna era el anterior comandante a éste, al que nos consta señores que vilmente lo tumbaron. Ese tipo de comandantes son los que hacen falta en esta corporación no la basura que queda, los viejos comandantes que sobreviven por las palancas que tienen. Esperamos que en verdad haya una solución de lo contrario mandaremos oficios a quién corresponda con la denuncia legal necesaria, haciendo de conocimiento cada una de las violaciones legales a la comunidad y los actos de corrupción.”

Hasta aquí la carta.

Narcotienda en La Libertad
Funciona como un Oxxo las 24 horas del día. Se ubica en 7 Norte 1001 de la junta auxiliar La Libertad; la atiende Norberto Sánchez Romero.
“Señor periodista, la dirección que le enviamos es donde todas las noches llega gente en vehículos de modelo reciente, donde se reúnen viciosos.
”Ya lo reportamos a Seguridad Pública del Estado y no nos hacen caso, lo mismo pasa en la Municipal; no tenemos miedo, es indignación.
”Si las autoridades no nos ayudan, nosotros vamos a prenderle fuego a esa casa, con quien se encuentre dentro.”

Tintero policíaco
Por falta de espacio no le narré los conflictos de seguridad que se viven en Esperanza ni la borrachera del comandante de la Novena el viernes pasado, ya que así como estaba se puso a revisar vehículos.
Será para la próxima entrega.
Nos vemos cuando nos veamos.