Tenía yo muchos años de no ver a un equipo Puebla que dominara al Toluca en su cancha durante más de 75 minutos de juego, y no solo dominándolos, si no siendo dueño absoluto del partido y jugando en territorio enemigo, a pesar del dominio la definición no fue de lo mejor pero aun así con gol de Félix Borja el equipo camotero estaba arriba en el marcador, lo que desde 1991 en Liga no sucedía estaba a punto de lograrse, una victoria en el Nemesio Diez jamás se había dado, puesto que a principios de los noventas le llamaban la Bombonera, como sea los 3 puntos eran de oro, por lo que significaban en lo porcentual y en lo anímico, el esfuerzo realizado bien valía la victoria, sin embargo los imponderables empezaron a aparecer, la lesión del central Lacerda a mi parecer fue determinante puesto que se perdió presencia y orden en el centro de la defensa, el ingreso de Roberto Carlos Juárez significó terminar el partido jugando con los mismos centrales del torneo anterior (Juárez y Chávez) lo cual ya sabemos por experiencia que no es lo óptimo, además a algunos jugadores poblanos la altura y el calor de Toluca les acabó pesando como fue el caso de Félix Borja quien terminó prácticamente vacío, aun así se jugaba ya el minuto 87, estaban muy cerca, los Choriceros sin “Sinha” no son honestamente un gran equipo, y fue en ese momento cuando una pared entre Lucas Silva y Tejada dejó al brasileño en posición de cruzar la pelota y vencer al “Mostro” Álvarez al que al parecer la pelota le bota un poquito y le impide desviarla para decretar el uno a uno final.

Sin duda que si antes del partido nos dicen que se iba a empatar muchos lo hubieramos firmado, pero ya viendo el desarrollo del mismo nos queda la sensación de que el punto sabe a poco, sobre todo porque los rivales directos en el porcentaje Querétaro y Atlas ganaron sus respectivos partidos y se pusieron ya a 8 puntos de distancia de los de la Angelópolis quienes a pesar de haber realizado 2 buenos encuentros frente a Xolos y Toluca la cosecha es pobre al obtener únicamente un punto de 6 disputados por lo que el encuentro del próximo domingo frente al Santos en el Cuauhtémoc significa demasiado y no se permite otro resultado que no sea una victoria para volver a poner las cosas en su lugar. Lo que me deja tranquilo es el hecho de que a pesar de que las buenas actuaciones no se han reflejado en puntos queda la impresión de que la escuadra del “Divino Calvo” no tarda en ganar su primer partido y empezar a escalar posiciones en la tabla general y en el tema porcentual, ¡que así sea!

 

Lobos BUAP

Los que cayeron de manera dramática fueron los universitarios quienes al minuto 93 recibieron el gol por parte de los Correcaminos de la uat que significó una derrota dolorosísima al son de uno por cero, un partido que debemos reconocer fue dominado durante los 94 minutos por los norteños quienes se encontraban ya desesperados por que no atinaban a derribar la valla poblana, desgraciadamente por segundo año consecutivo en esa cancha los Licántropos volvieron a perder en el último segundo del partido.

Ahora no queda más que trabajar duro porque el próximo viernes en cu estarán recibiendo al subcampeón de Liga, los Dorados de Sinaloa que como siempre vendrán a vender cara la derrota por lo que se espera un partido de pronóstico reservado que no nos podemos perder.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.