La designación de Alberto Jiménez Merino como nuevo delegado de la Sagarpa es una buena señal de que los nombramientos a estos puestos federales se basarán en la experiencia y en el conocimiento del sector de cada uno de los titulares.
Sin duda, Jiménez Merino es un experto en el terreno agropecuario. Es un funcionario que con trabajo, administración transparente y eficiencia al frente de las dependencias encargadas del campo ha demostrado trabajar en favor del campo poblano, no por nada fue el rector más joven de la Universidad de Chapingo.
Su experiencia le ha permitido rebasar las barreras sexenales. Fue delegado regional de la Secretaría Federal de la Reforma Agraria en Puebla y secretario de Desarrollo Rural del estado de Puebla en dos ocasiones.
Fue presidente de la Liga de Comunidades Agrarias en Puebla, diputado federal en la LIX Legislatura del Congreso de la Unión y coordinador de la diputación federal del estado de Puebla en la LXI Legislatura.
Diputado federal de la LXI Legislatura, coordinador de la diputación federal del Sector Agrario del PRI, integrante de las comisiones de Recursos Hidráulicos, Desarrollo Rural, Impulso a la Calidad Educativa y Cambio Climático, e integrante del Centro de Estudios para el Desarrollo Rural y la Soberanía Alimentaria de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.
Estas son las cartas credenciales del nuevo delegado de la Sagarpa.
Ojalá las demás carteras se basen en el trabajo y la experiencia de cada funcionario, y no por intereses políticos.

Juraindini a Telecom
Hoy el exdiputado federal por el distrito de Teziutlán, Jorge Juraindini, rendirá protesta como nuevo director general de Telecomm y Mexpost.
Otro nombramiento de altura que logran los políticos poblanos en el gobierno federal. Juraindini es un hombre muy cercano al empresario José Antonio “El Diablo” Fernández y tiene la capacidad para llevar a buen puerto su nueva encomienda.
Enhorabuena.

Refuerzan al PRI poblano
La llegada del exgobernador de Colima, Fernando Moreno Peña, como nuevo delegado para Puebla del Comité Ejecutivo Nacional del PRI es una muestra de que el Revolucionario Institucional se está armando para la guerra electoral que se avecina y que viene por todo. Moreno Peña es un político de peso que respaldará a los dirigentes estatales que rompieron con el control morenovallista del PRI, y a cerrar las puertas a los políticos del tricolor ligados al grupo en el poder.
Lo mejor está por venir.