La impunidad impera en la Dirección de Vialidad del estado, en donde, pese a estar inhabilitados por la Contraloría estatal, el “ex” subdirector de la dependencia y el “ex” jefe de recursos materiales siguen controlando todo lo que ahí sucede.
Con un absoluto cinismo, aprovechando la falta de un secretario de Seguridad Pública y ante la pasividad del director de Vialidad, Florencio Vázquez Padilla y Francisco Hernández Meléndez se pasean por la dependencia como Pedro por su casa.
Pasándose por el Arco del Triunfo la suspensión laboral ordenada por la Contraloría, estos dos negros personajes siguen operando las corruptelas al interior de la dependencia, en donde el pase de charola por cada turno de los uniformados es el pan de cada día.
El pasado 20 de septiembre, en Contracara dejé al descubierto la forma en la que funcionarios de la Dirección de Vialidad estatal, robaban autopartes de las unidades resguardadas en el corralón de San Francisco.
Esta denuncia periodística, originó la suspensión de cuando menos cuatro funcionarios de vialidad, incluidos Vázquez Padilla y Hernández Meléndez.
Lamentablemente, la impunidad terminó imponiéndose, toda vez que con su presencia en la dependencia, se burlan de los titulares de Seguridad Pública, la Contraloría y de paso de Gobernación, concluyendo que de todas esas dependencias no hacemos una. Recordemos las referidas columnas.

Contracara, 20 de septiembre de 2012
Vialidad estatal, una cueva de ladrones

El día de ayer, en la redacción de Intolerancia recibimos una llamada anónima para denunciar que en la Secretaría de Seguridad Pública, a través de la Subdirección de Vialidad, estaban robándose las piezas de los autos resguardados en el corralón de San Francisco Totimehuacán.
Al filo del mediodía de ayer, el comandante Florencio Vázquez ordenó a dos de los mecánicos de la misma dependencia que lo acompañaran a una diligencia especial. Para ese fin, el funcionario morenovallista abordó la camioneta tipo Pick-up blanca adscrita al director de Vialidad, Jorge Verdusco, para trasladarse al corralón de San Francisco, al cual ingresaron a las 13:00 horas.
La diligencia especial no era otra que desmantelar una serie de vehículos para obtener refacciones que, en teoría, son utilizadas para la reparación de los vehículos oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública. Durante dos horas, la batea de la camioneta oficial fue recibiendo las piezas que los mecánicos iban sacando de cada vehículo particular.
Las anomalías cometidas por este negro personaje en Vialidad estatal son innumerables, entre ellas el flagrante nepotismo pues además de su papá, también de nombre Florencio Vázquez, tiene trabajando a dos de sus hijos quienes han caído en actos de corrupción que documentaré en una próxima entrega.


Contratara 25 de septiembre de 2012
El Negro Durazo no ha muerto, vive en Puebla
Una vez que Intolerancia Diario dejó al descubierto el robo de refacciones que se realiza a las unidades particulares en el corralón de San Francisco Totimehuacán, por parte de los altos mandos de la Dirección de Vialidad del Estado, a través del subdirector Florencio Vázquez Padilla, este columnista se dio a la tarea de continuar la investigación de este ilícito, de la cual aparecieron nuevos elementos que inculpan a los funcionarios morenovallistas.
Resulta que el comandante Florencio Vázquez Padilla es el líder de la mafia de Vialidad, en complicidad con el jefe de Recursos Materiales, Francisco Hernández Meléndez. Estos dos personajes, aprovechando la “sospechosa pasividad” de Jorge Verdusco, director de la dependencia, se encargan de operar todos los “negocios” relacionados con asignación de delegaciones, grúas, corralones y mordidas.
Retomando el robo de auto partes en el corralón estatal, este columnista tuvo acceso a los nombres de los dos mecánicos que acompañaron al comandante Florencio Vázquez a desvalijar las unidades particulares; estos dos personajes son Julio César Escobedo y Francisco Díaz Arias, convirtiéndose en los autores materiales de este ilícito.


Contracara 2 de octubre
Suspenden al subdirector de Vialidad

Tras las denuncias periodísticas publicadas por este columnista en Intolerancia Diario, respecto a la corrupción en la Dirección Estatal de Seguridad Vial en Puebla, la Secretaría de Seguridad Pública anunció la tarde de ayer la suspensión del cargo del subdirector operativo de esa dependencia, Florencio Vázquez Padilla, quien junto con otros elementos fue separado del cargo mientras la Contraloría del estado y la propia dependencia realizan las investigaciones para determinar la culpabilidad de este oscuro personaje.
La decisión del secretario de Seguridad Pública forma parte de la operación limpieza en la Dirección de Vialidad, en donde además de la suspensión de Vázquez Padilla también se ordenó dar de baja a 80 elementos por no aprobar las pruebas de confianza. Sin echar las campanas al vuelo, esta vez debo conceder el beneficio de la duda a Ardelio Vargas, quien aparentemente está dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de eliminar la creciente corrupción de la Dirección de Vialidad.


En una próxima entrega, les presentaré las pruebas de la forma en la que estos dos sujetos operan la escandalosa corrupción en la Dirección de Vialidad.
Y eso que el gobernador jura que: "En Puebla, nadie por encima de la ley".