Hoy 20 de febrero se cumplen exactamente tres años de que se firmó la alianza electoral Compromiso por Puebla.
Un día como hoy, pero del año 2010, se concretó la fusión electoral entre el PAN y el PRD gracias al poder seductor de Rafael Moreno Valle Rosas, quien logró unir a dos partidos con ideologías antagónicas.
Esa jugada maestra se convirtió en la llave que abrió las puertas de Casa Puebla al equipo morenovallista, no así a los militantes de ambos partidos, los cuales han tenido que conformarse con las migajas del poder estatal.
Pero a nadie enterado en la materia le resulta desconocida la traición del gobernador aliancista hacia los compromisos adquiridos con ambos partidos justo hace tres años.
Sin embargo, de todos los partidos miembros de la alianza Compromiso por Puebla, el que resultó relegado y hasta humillado fue el PRD. Si bien Moreno Valle convirtió en sus empleados a Miguel Ángel de la Rosa, Julián Rendón y Miguel Tamayo, es evidente que sólo tomó en cuenta a una fracción menor de la izquierda poblana, lo cual ha generado el resentimiento de las tribus de ese partido porque no fueron tomados en cuenta; pero sobre todo cuestionan que no haya aplicado la política social que prometió como los apoyos a ancianos, jóvenes, madres solteras y la entrega de medicinas.
Hasta hace mes y medio todo marchaba sobre ruedas para que nuevamente Moreno Valle lograra cerrar el acuerdo político, pero los grupos opositores a Nueva Izquierda (“Los Chuchos”) comenzaron la lucha al interior del PRD para evitar alianzas en estados como Puebla, donde los hechos demuestran que el gobernador no los tomó en cuenta.
El próximo sábado se presume que el Consejo Estatal aprobará la alianza con el PAN, sin embargo el estatuto señala que debe ser la Comisión Política Nacional la que la apruebe por mayoría calificada (10 votos) y los opositores a la alianza tienen seguros al menos ocho de los 15 votos.
Si fieles a sus prácticas deciden imponer la alianza, un juicio ante el tribunales electoral puede echar a perder la fusión electoral.
Hace apenas unos días se cayó en Veracruz esta alianza, lo cual marca un serio precedente de cara a lo que sucederá en Puebla el próximo fin de semana.
Así las cosas, queda claro que después de tres años son los actos del gobernador los que han puesto en riesgo la alianza.
Ante estas adversidades, es evidente que el habitante de la Casona de Los Fuertes deberá ceder muchas posiciones a los grupos opositores de la izquierda o de lo contrario, pondrá en graves riesgos la elección de este año, donde podría perder la mayoría en el Congreso, con todo lo que esto implica para su proyecto político.
Habrá que ver hasta dónde está dispuesto el gobernador para mantener viva la alianza.
Veremos y diremos.

De parte del gobernador
Un reportaje en el portal especializado Medio Tiempo reveló una estrategia populista en la que el gobierno del estado lucró con la entrega de boletos para el primer partido de la Selección Mexicana en la eliminatoria mundialista Sub-20.
Un video muestra a una señorita entregando los boletos desde una de las taquillas del estadio Cuauhtémoc repitiendo la frase: “de parte del gobernador”.
Hay que decir que ante largas filas de personas que esperaban para recibir uno de los boletos que el Comité Organizador del Premundial Sub-20 autorizó para ser repartidos gratuitamente entre el público, la empleada no dejaba de repetir la frase: “de parte del gobernador”.
El video no tiene desperdicio, y puede verse en la página de Medio Tiempo y en el portal de Univisión.
¿Así, o más burdos?
 

Aquí el link:

'De parte del Gobernador', se escuchó en el Cuauhtémoc