La fortaleza del gobernador Moreno Valle —la profesora Elba Esther Gordillo— se convirtió en su principal debilidad.
Tras la aprehensión de su madrina política, el proyecto morenovallista se tambalea porque las investigaciones que continúan pueden llegar a la casona de Los Fuertes.
Lo que el SAT y la PGR encontraron para encarcelar a la dirigente vitalicia del SNTE es la punta del iceberg. Detrás hay un mundo de información que sin duda involucrará a diversos personajes de la política mexicana.
Las indagaciones que realicen las autoridades podrían llegar hasta Casa Puebla, toda vez que la maniobra política de Elba Esther Gordillo para imponer a Moreno Valle en el gobierno de Puebla incluyó la estructura y los recursos del SNTE.
El silencio es una mala señal del morenovallismo, pues demuestra el miedo que tienen a un escándalo mayúsculo y que además salgan raspados.
Sin duda, la desaparición de la vida pública de la maestra indiscutiblemente golpea a alguien que la tenga como aliada y esa percepción negativa se reflejará en muchas decisiones estratégicas.
Por lo tanto, la situación no será más favorable para los afectados y arrastrados por la influencia de la profesora.
Las posibilidades de que la líder del magisterio nacional se quede en prisión por el resto de su vida son altas y por lo tanto su valor político, que antes era definitivo para quien lo tuviera, se vuelve negativo por la forma en que se ha procedido en su contra.
Incluso, desde la perspectiva de Manuel Díaz Cid, investigador de la UPAEP, los estrategas que manejan la imagen del gobernador del estado de Puebla, Rafael Moreno Valle, tendrán que tomar en cuenta la situación por la que atraviesa Gordillo Morales porque de entrada la detención de la maestra le pega a la alianza que se buscaba entre el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Nueva Alianza (Panal).
Incluso, una alianza con el Panal no dará los resultados positivos si no hubiera ocurrido el acontecimiento del martes pasado, por lo que los demás partidos de la alianza pueden llegar a un acuerdo con el Panal, porque su influencia social quedó mermada.
Veremos y diremos.