Como pocas veces el futbol mexicano en su Primera División nacional se ha encontrado tan revuelto en cuanto a sedes de equipos profesionales, vea usted:
La directiva del San Luis, encabezada por Carlos Hugo López Chargoy, tiene en sus manos la decisión de traer a Puebla una segunda franquicia de Primera División; el San Luis es un hecho que está fuera de esa entidad debido a que la directiva y el gobierno del estado no llegaron a un acuerdo satisfactorio, además debido a que las entradas no rebasan los seis mil aficionados con boleto pagado en el Alfonso Lastras.
La directiva ha recibido algunas ofertas para darle cabida al equipo, como por ejemplo Veracruz, donde al parecer las condiciones podrían estar dadas para que la decisión se inclinara por trasladarse al puerto jarocho, sin embargo la esperada llamada para la compra de la franquicia no ha llegado y por lo que se sabe hasta el momento sólo les ofrecerían las facilidades de jugar en el estadio “Pirata” Fuente así como cancha de entrenamiento sin costo, pero hasta ahí, por lo que en ese escenario el señor López Chargoy tendría que seguir como propietario del equipo y quizás esto podría definir la llegada de la escuadra a la ciudad de Puebla, simplemente porque la directiva tiene miedo y temor porque la vida nocturna en el puerto es intensa y saben bien que sería complicado controlar a los jugadores al 100 por ciento, y por si fuera poco la desventaja que significa jugar a nivel de mar como local y en la altura como visitante, lo cual es una realidad que termina pesando y más cuando la franquicia está en el ultimo lugar del porcentaje y se jugará su permanencia el próximo año, así es que por todo esto que le platico la posibilidad de que en las próximas horas se anuncie la llegada del San Luis a Puebla está latente, y según me dicen el nombre podría estar entre Ángeles y Ángeles Negros.
Hoy es la junta de presidentes de la Primera División y seguramente se tendrán noticias por la tarde-noche.
En lo personal me parece que Puebla está preparado para contar con dos franquicias de Primera División, el estadio Cuauhtémoc contaría con futbol cada fin de semana y creo que la gente pudiera responder, lo único malo, o mejor dicho lo más emocionante sería que ambas franquicias tendrán peligro de descenso, por lo que no me cabe duda que estaríamos viendo partidos vibrantes cada ocho días.
Así es que hasta el momento la posibilidad de tener dos equipos en la Angelópolis es de 50-50.

Jaguares de Chiapas a Querétaro
Aunque no de manera oficial pero si en lo hechos, al parecer la gente de TV Azteca se cansó se invertir en una franquicia que honestamente sólo les ha causado pérdidas económicas y al parecer la franquicia será trasladada a la casa de los descendidos Gallos, para que esta bonita ciudad siga contando con futbol de Primera División.
Y a modo de ser sinceros me parece mucho mejor plaza la queretana que la de Chiapas, con el respeto que me merece la gente de ese bello estado de la Republica mexicana.

La Piedad es de primera
En la gran sorpresa de la Liguilla, los Reboceros de La Piedad vencieron al enrachado Neza para acceder al máximo circuito y ahora sí enfrentar su peor pesadilla, la cual es lograr la permanencia en Primera División, según el dueño de la franquicia, el señor Fidel Kuri, la franquicia se quedará en el estado michoacano y que buscará socios para solventar el gasto que significa un equipo en el máximo circuito, honestamente me parece que aún tendremos noticias de esta franquicia porque hasta donde se sabe los problemas económicos son verdaderamente serios.
Nosotros veremos y diremos.
Hasta la próxima.