Aunque el gobierno morenovallista se empeñe en desdeñar el estudio de Coneval, que exhibe contundentemente el fracaso de la política social del Señor de los Cerros, la realidad es que la frialdad de los números demuestra que lo menos importante para el gobernador es la gente más necesitada.
Basta con desmenuzar la evaluación de Coneval para descubrir que otros gobiernos han logrado combatir con mayor efectividad la pobreza que Rafael Moreno Valle.
Dos gobernadores con un sinfín de similitudes son los de Puebla y Oaxaca. 
Ambos alcanzaron esa posición rompiendo con años de hegemonía priista a través de una alianza multipartidista, incluyendo al PAN y al PRD.
Estos dos estados son considerados en muchas de las mediciones oficiales como los más rezagados en términos de pobreza, con geografías muy complejas y con una alta población indígena.
En donde no hay igualdad entre estos estados vecinos es en su presupuesto anual, ya que Puebla cuanta con más de 58 mil millones de pesos, mientras que Oaxaca tiene 10 mil millones menos, ya que cuenta con 48 mil millones para el ejercicio 2013. 
En esa lógica, resulta muy interesante hacer un comparativo de los gobiernos estatales tomando como base que ambas administraciones entraron en funciones en febrero de 2011.
Sin lugar a dudas, mediáticamente hablando, la percepción nacional en materia de eficiencia gubernamental es que Rafael Moreno Valle supera con amplio margen al mandatario oaxaqueño Gabino Cué. Sin embargo, los números de Coneval dicen otra cosa. Veamos.
Una lectora me hizo llegar un breve pero sustancioso comparativo, el cual deja muy mal parado al gobernador de Puebla, al ser contrastado con su similar de Oaxaca.
Vayamos a la frialdad de los números:
 
Medición de la pobreza en los estados de Puebla y Oaxaca 2012
Los resultados más importantes para los estados de Puebla y Oaxaca se presentan a continuación:
1) Indicadores de pobreza
En Puebla, la pobreza aumentó de 61.5 a 64.5 por ciento en el periodo 2010-2012, lo que implica que 262 mil personas cayeron en condición de pobreza en este lapso.
Por el contrario, en Oaxaca disminuyó de 67 a 61.9 por ciento en el mismo periodo, lo que implica que cerca de 162 mil personas salieron de la pobreza en dos años.
Se destacan las reducciones en los porcentajes de población vulnerable por ingresos, de 5.6 a 4.2 por ciento y de población no pobre y no vulnerable, 11.3 a 9.4 por ciento, en el estado de Puebla.
Por su parte, en Oaxaca aumentaron estas dos poblaciones de 1.3 a 1.7 por ciento y de 9.5 a 10.3 por ciento, respectivamente. 
En ambas entidades se redujeron las carencias promedio de la población en pobreza: de 2.8 a 2.6 en Puebla y de 3.2 a 2.9 en Oaxaca.
En el estado de Puebla la población con al menos una carencia social aumentó de 83.1 a 86.4 por ciento, y la población con al menos tres carencias sociales se redujo de 40.7 a 38.9 por ciento.
En Oaxaca la población con al menos una carencia social disminuyó de 89.2 a 88 por ciento, y la población con al menos tres carencias sociales lo hizo de 54.5 a 45.7 por ciento.
 
2) Carencias sociales 
Disminuyeron los porcentajes de carencia en los indicadores de rezago educativo, acceso a los servicios de salud, calidad y espacios de la vivienda, y servicios básicos en la vivienda en el estado de Puebla.
En contraste, aumentaron las carencias en los indicadores de acceso a la seguridad social y acceso a la alimentación. 
En el estado de Oaxaca, por su parte, disminuyeron todas las carencias con excepción de la carencia por acceso a la alimentación.
De los resultados para Oaxaca resalta la disminución en carencia de salud de 38.5 a 20.9 por ciento (669 mil personas), de la carencia en seguridad social en 103 mil personas, y de calidad y espacios de la vivienda en 347 mil personas, así como el aumento de 26.4 a 31.7 por ciento en carencia por acceso a la alimentación (222 mil personas).
 
3) Bienestar económico 
En el estado de Puebla, la población con ingresos por debajo de la línea de bienestar mínimo aumentó de 27.7 a 32.9 por ciento, lo que implica que 355 mil personas más no tienen ingresos suficientes para adquirir una canasta básica de alimentos.
Por su parte, la población con ingresos por debajo de la línea de bienestar se incrementó de 67.1 a 68.7 por ciento (188 mil personas).
En el estado de Oaxaca, en cambio, la población con ingresos por debajo de la línea de bienestar mínimo disminuyó de 36.2 a 34.4 por ciento, lo que implica que 55 mil personas más ahora tienen ingresos suficientes para adquirir una canasta básica de alimentos.
Por su parte, la población con ingresos por debajo de la línea de bienestar también disminuyó: de 68.3 a 63.6 por ciento (147 mil personas).
 
4) Contexto nacional
Puebla ocupa la posición número tres entre las entidades con mayor porcentaje de población en situación de pobreza (el número 2 en cuanto a pobreza moderada y el número 4 en cuanto a pobreza extrema).
En cuanto a total de población en condición de pobreza, Puebla ocupa también el lugar número tres a nivel nacional (el número 3 en pobreza moderada).
Oaxaca ocupa la posición número cuatro entre las entidades con mayor porcentaje de población en situación de pobreza (el número 11 en cuanto a pobreza moderada).
En cuanto a total de población en condición de pobreza, Oaxaca ocupa el lugar número 10 a nivel nacional (el número 9 en pobreza moderada y el número 6 en pobreza extrema).
 
Por donde se le vea, Gabino Cue resultó ser mejor gobernante que Rafael Moreno Valle, aunque en Oaxaca no tengan ni rueda de la fortuna ni vayan a tener un teleférico.
Los números no mienten.