“Aplicaré correcta, transparente y responsablemente los recursos públicos, evitando cualquier discrecionalidad o desvío en la disposición de los mismos. Los recursos públicos en ningún caso se utilizarán para campañas electorales”. Así reza el Código de Ética para los Servidores Públicos del Partido Acción Nacional, en su capítulo denominado “Colaboradores y Manejo de Recursos”.
Sin embargo, en la práctica, muy pocos funcionarios panistas lo llevan a cabo. Para muestra, el exdelegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Puebla, Manuel Beristáin Gómez, que pasó por alto sus principios y cometió una serie de irregularidades y hoy, de acuerdo con el delegado de la PGR en Puebla, Normando Bustos Bertheau, ya es buscado por la Interpol.
Su delito fue omitir el cobro de los derechos de un pozo de agua por casi 9 millones de pesos en perjuicio del erario público de la Federación, en el marco del proceso penal 55/2013 de ese tribunal. Héctor Augusto Rizo López, exsubdirector de Administración del Agua, y Francisco Javier Revilla Cerrillo, ingeniero de la dependencia, también fueron detenidos.
Beristáin Gómez se mantuvo en Conagua en los primeros dos meses de la administración federal de Peña Nieto. El 31 de enero de 2013, hace casi año, entregó la estafeta a Germán Sierra Sánchez.
Manuel Beristáin es un panista de cepa, arrancó su carrera en Tehuacán bajo la protección del grupo de Héctor Lezama Surroca y Fernando Herrero Arandia.
Con Herrero Arandia fungió como tesorero municipal en el trienio 1978-1981. Seis años más tarde fue diputado local de la L Legislatura, y coordinó a la bancada panista.
De 1994 a 1997, Beristáin fue diputado federal en la LVI Legislatura federal, fungió como secretario de la Comisión de Programación y Presupuesto y Cuenta Pública, y fue miembro de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.
En tiempos del alcalde panista Gabriel Hinojosa Rivero fue director de Relaciones Institucionales y asesor de Gobierno en su trienio. En 1999 regresó a Tehuacán y hasta 2001 fungió como director del Organismo Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado del municipio (OOSPAT) durante el gobierno de Felipe Mojarro Arroyo.
En la presidencia de Vicente Fox Quezada fue asesor y enlace de la Dirección Corporativa de Administración de Pemex, con el Congreso de la Unión, hasta 2003. A partir de ese año fue designado por primera vez como gerente estatal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), cargo en el que se mantuvo menos de un año. Meses más tarde fue nombrado delegado de la Corett en el estado de Veracruz, donde se mantuvo hasta el final del sexenio foxista.
El 16 de febrero de 2007, ya en la presidencia de Felipe Calderón, por acuerdo del consejo técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), encabezado por el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan Rafael Elvira Quesada, Manuel Beristáin se convirtió una vez más en delegado de la Conagua.
Hoy el exfuncionario panista es buscado por la Interpol.