Detrás del discurso de los nuevos diputados locales de que la repartición de las 34 comisiones que integran el Congreso estatal debe ser proporcional está la voracidad política y económica de los partidos políticos.
“Los que tienen más saliva tragan más pinole”, y esto está aconteciendo en la actual Legislatura. El PAN y el PRI le tiran a tener el mayor número de presidencias, y ahora un tercero en discordia: el Partido Compromiso por Puebla. Los partidos bonsái, como siempre, se conforman con lo que los grandes les dejen.
Tener un mayor número de presidencias de comisiones no sólo implica tener el control político de la Cámara, sino también un mayor presupuesto. De ahí que las más disputadas sean la Comisión Inspectora, la Comisión de Gobernación, la Comisión de Presupuesto y, recientemente, la Comisión de Transparencia.
De acuerdo con la Ley de Egresos del Estado de Puebla, para el Ejercicio Fiscal 2014 al Poder Legislativo le corresponde la jugosa cantidad total de 305 millones 420 mil 33 pesos, distribuidos de la siguiente manera: al Congreso del estado, 166 millones 832 mil 62 pesos, y a la Auditoría Superior del Estado de Puebla, 138 millones 587 mil 971 pesos.
Usted dirá sino los diputados defenderán hasta con los dientes obtener una presidencia.
Con la reforma a la Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado Libre y Soberano de Puebla habrá comisiones hasta para tirar para arriba: 33 comisiones. Después de la sesión del miércoles se creó la Comisión de Participación Ciudadana y ahora hay 34. Pero la Ley Orgánica marca que una vez instaladas las comisiones tienen un mes para que los presidentes presenten sus planes de trabajo.
Existen dos tipos de comisiones: las generales y las especiales. Las comisiones generales están integradas hasta por siete diputados, de los cuales uno fungirá como presidente, otro como secretario y los restantes como vocales. Las especiales son comisiones temporales, conforme al apartado “D” de la Ley de Egresos del Estado de Puebla, para el Ejercicio Fiscal 2014. Tabuladores Desglosados de las Remuneraciones de los Servidores Públicos de los Poderes, Organismos Constitucionalmente Autónomos y la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. En el artículo 35 de la Ley de Egresos del Estado de Puebla, para el Ejercicio Fiscal 2014 la remuneración mensual de un diputado (incluye sueldo, “dietas”, despensa y compensación) es de 60 mil 50.42 pesos.
Así que, por el momento, la Legislatura es vista por los diputados con un gran signo de pesos.