Hacía ya cinco años de no cruzar palabra con él, pero el viernes pasado alrededor de las 17:40 horas sonó mi teléfono, un número desconocido me apareció en pantalla, generalmente no contesto números que no conozco, sin embargo, algo me dijo “contesta”, así lo hice, del otro lado de la línea la voz inconfundible del DT del Puebla, el Chelís.
A la velocidad de la luz me dijo: “Pepe, ¿cómo estás? Soy Chelís y quiero hablar contigo”. Lo saludé y le dije que sí, que con gusto, la cita fue a las 8:20 horas del sábado en el Coffe York de la colonia La Paz, puntuales los dos, muy puntuales diría yo, era necesario pues yo tenía programa de radio en punto de las 9 horas y él, desayuno con los jugadores, en el hotel de concentración.
La plática, acompañada de un exprés, fue frenética (al estilo Chelís).
De entrada un apretón de manos, una breve plática de la familia y los hijos, era el preámbulo de lo que venía, decidimos que por salud mental no valía la pena iniciar con reproches de lo sucedido en el pasado, nos quedó claro a ambos que cada quien en lo suyo y a pesar de las muchísimas diferencias que podemos tener sólo tenemos algo en común, un objetivo que tiene que ver con todo Puebla, una situación que de no lograrse afectará a todo el estado de Puebla, la salvación del Puebla de la Franja.
Nos quedó claro que nadie, absolutamente nadie ni nada está por encima del equipo y de la afición, que nuestros rollos son absolutamente de nosotros y que como matrimonios tormentosos nos tenemos que seguir soportando.
En la plática, él reconoció haber equivocado el camino de la relación que teníamos con sus actitudes, su manera de ser y actuar y yo acepté haberme excedido en mis comentarios al aire, una disculpa mutua salió de nuestras bocas, otro apretón de manos dio por terminado el proceso de las disculpas.
Vimos para adelante y concluimos en que si no jalamos todos para el mismo lado, será difícil lograr lo que todos los poblanos deseamos, que no es otra cosa que seguir teniendo equipo de primera división.
Quedamos que poco a poco iremos recomponiendo la relación siempre y cuando ambas partes cumplan con los compromisos contraídos, de inicio una entrevista telefónica donde se habló exclusivamente del Puebla, selló el inicio del acuerdo.
Debo reconocer que desde el regreso del Chelís a la dirección técnica del Puebla, muchas personas intentaron sentarnos para platicar, algunos por parte de él y otros por mi parte y ninguno de los dos dimos nuestro brazo a torcer, sin embargo cuando Chelís tuvo el valor de tomar el teléfono y marcarme personalmente, entendí que los orgullos mal entendidos no te llevan a ninguna parte, es de sabios cambiar de opinión y más si es por tratar de salvar lo único que nos une que es el Puebla de la Franja.
Él dejo su orgullo a un lado y yo también, que sea por el bien de la Franja y de todos los que amamos al equipo, vamos a jalar la carreta con todo.
 
Puebla FC
El empate a uno entre los Camoteros y el equipo de Chiapas parecía malo a simple vista, sin embargo, después de las derrotas del Veracruz y de la U de G, resulta que sirvió para recortar distancias, la Franja no tiene otra alternativa que sumar y sumar. Es lógico que si se siguen dejando puntos en casa la situación se va a complicar, aunque si analizamos que se están enfrentando estos partidos sin cuatro de los cinco extranjeros, podemos darnos cuenta que el equipo está dando ventajas y que no cuenta con todo su potencial, es urgente que los extranjeros estén para jugar, así sea infiltrados, pues vienen tres partidos de alto riesgo como son Chivas, Pumas y Toluca y estos se tienen que jugar con todo el arsenal con el que cuentes.
Loboa y Cortés deben jugar ya al igual que Pabón, el caso de Pajoy quizás pueda esperar un poco más, pues viene de una operación y además creo que gente como Loroña no puede estar jugando en la sub 20 cuando necesitas de todos en los partidos de primera división.
 
Lobos BUAP
No los pierda usted de vista. El equipo de Ricardo Valiño está tomando ritmo y para muestra un botón, en la copa empataron a cero en su visita a Oaxaca y en la liga derrotaron a un complicado equipo de Altamira al son de dos por cero, con lo que se meten de lleno en la pelea por los primeros lugares de la división de ascenso y el próximo viernes en CU se estarán enfrentando a los Alebrijes; y de ganar, sin duda que estarán pavimentando el camino hacia la clasificación de la liguilla, y cuidado, porque la escuadra universitaria podría llegar a las finales en su mejor momento y eso los vuelve peligrosísimos.
Antes, el martes, estarán recibiendo a los mismos Alebrijes en la copa, así que tendremos doble cartelera en la semana en CU y casualmente ambos partidos contra el mismo rival.
Nosotros, como siempre, seguiremos en línea.
Hasta la próxima.