Si usted es aficionado al Puebla, seguro que después de ver el cero a cero entre Chivas y la Franja terminó con un pésimo sabor de boca, si usted es de Chivas, creo que terminó peor, pero la realidad por la que atraviesan estos dos equipos les impide en un juego así, mostrar buen futbol, dicen los que saben que partido que no puedas ganar no lo pierdas, así sucedió con el equipo del Chelís, que la verdad jugó espantoso y a no perder, seguro que no gustó el empate a muchas personas, pero para la directiva, cuerpo técnico y jugadores, seguro no les pareció tan malo el empate.
Veamos, la U de G perdió jugando como local y se está hundiendo irremediablemente, además le viene un calendario terrible que lo puede dejar al borde del abismo, Chivas está en un tobogán futbolístico del que le va a costar muchísimo salir a flote, el Veracruz tiene un serio problema para convertir goles y serán pocos los partidos que ganará durante el torneo, y el Puebla juegue donde juegue tiene que evitar perder a como dé lugar y más jugando en patio ajeno, donde se han obtenido dos empates en la era Chelís (Querétaro y Chivas), jugando mal, sí, sin arriesgar mucho, también, pero al fin y al cabo hasta ahora se ha logrado el objetivo.
Ahora, si somos exigentes, debemos decir que Chelís no ha logrado meterse en la piel de los jugadores, pues no se ve un equipo que juegue como a él le gusta, vertical, con hambre de triunfo y que no da por perdido un balón, por el contrario, vemos un equipo jugando más a lo Romano, que toca mucho el balón de manera lateral y con poca profundidad.
Pero en descargo del técnico, debemos mencionar que está jugando con un equipo incompleto al que le han faltado en general cuatro de sus cinco extranjeros y eso en el futbol actual es dar muchísima ventaja.
En lo personal veo a un equipo más o menos sólido atrás, pero la verdad muy deficiente en ofensiva, la esperanza estriba en que en la medida que se repongan los extranjeros (casi todos delanteros) la situación mejore en gran medida, ahora, no perdamos de vista que este equipo a lo que aspira el día de hoy es única y exclusivamente a salvarse, obvio que no es lo mejor y algunos pensarán que es una postura mediocre, pero con los pies en la tierra les digo que si se logra salvar la categoría, será lograr el objetivo.
Se vienen ahora dos partidos durísimos, el miércoles frente a Pumas en el Cuauhtémoc y el domingo en Toluca, nada fácil créamelo, y qué importante será ganarle a los felinos para tomar aire para enfrentar a los rojos, porque el torneo será de alarido en el tema del descenso y Puebla necesita mostrar ya un estilo más agresivo, ojalá y así sea.
Se espera ya para el miércoles la incorporación de Cortés, Loboa y Pajoy, lo cual, creo yo, le dará al ataque camotero mayor verticalidad, además de que se espera que Flavio Santos haya superado el problema personal que lo aqueja.
Hasta ahora, los números del Chelís son seis puntos de 12 disputados, si se mantiene esa tendencia del 50 por ciento el equipo se va a salvar, lo verdaderamente importante es que logre convencer al jugador de que se puede hacer más de lo mostrado hasta el momento, es decir quitarles el miedo a atacar y a arriesgar para obtener triunfos y no sólo inundarnos de empates.
 
Lobos BUAP
Qué trabajo les ha costado a los universitarios ganar en casa, juegan bien, atacan permanentemente, pero el problema de la definición ya es preocupante, pues quedan únicamente tres jornadas en la liga de ascenso y las cosas se aprietan en la tabla general, de estos tres encuentros, dos se jugarán en calidad de visitantes y uno en CU y veremos qué pasa, pues los mejores resultados los ha obtenido jugando en cancha ajena; ojalá se mantenga esta constante para que el equipo logre el objetivo primario, que es meterse a la liguilla y ya ahí será otra historia.
 
Un éxito, la carrera universitaria
Magno evento tuvo la máxima casa de estudios con su novena carrera nocturna universitaria, llamó la atención el orden y el buen ambiente durante todo el recorrido, más de 13 mil corredores se dieron cita en el zócalo capitalino y en una verdadera fiesta vimos a una gran cantidad de universitarios y poblanos acompañados de sus familias, lo cual nos habla del éxito que tuvo esta carrera, la cual ya es tradición en nuestra ciudad, pues al desarrollarse de noche te permite apreciar la iluminada capital poblana, que es digna de presumirse.
Nosotros, como siempre, seguiremos en línea.
Hasta la próxima.