En las últimas semanas, el priismo poblano ha enviado mensajes confusos y hasta contradictorios. Mientras la nueva dirigencia estatal y los senadores priistas asumen una postura crítica sobre el gobierno estatal, la bancada tricolor en el Congreso local asume una postura de sumisión al morenovallismo.
El pasado miércoles, todos los diputados del PRI, en alianza con los legisladores ligados al morenovallismo, aprobaron sin chistar la Ley de Egresos 2015, ya que el dictamen jamás se discutió en el pleno.
La “monotonía” legislativa pactada entre los diputados morenovallistas y la posición oscilante de los diputados del PRI se evidenció en la aprobación de la Ley de Egresos. 
La aprobación del presupuesto de egresos 2015 se logró evitando cualquier discusión, en un clima de absoluta "unanimidad" legislativa.
La postura de los diputados locales del PRI contrasta con los tres últimos posicionamientos de los senadores priistas, que han criticado el dispendio del gobierno de Puebla, en distintos rubros como infraestructura y el gasto en comunicación social; además del gasto, en obras como una ciclopista en el boulevard Atlixcáyotl.
Mientras los senadores del PRI han establecido un marcaje personal en contra de los dispendios y la opacidad del gobierno del estado de Puebla, la bancada del PRI en el Congreso local ni siquiera fijó algún posicionamiento en el tema presupuestal.
Los legisladores del tricolor en el Congreso local simplemente votaron el presupuesto sin proponer modificaciones al documento, a pesar de que en distintas ocasiones la dirigencia del PRI en el estado de Puebla ha criticado el dispendio de la administración estatal.
La sumisión de los legisladores locales al morenovallismo se contrapone al discurso que maneja la nueva dirigencia estatal del PRI.
Ese mismo miércoles, tras la aprobación de Presupuesto de Egresos 2015, en la premiación de los ganadores del concurso de debate del Icadep, que se realizó en las instalaciones de la CNOP municipal, la diputada federal y dirigenta estatal de del PRI, Isabel Allende Cano, criticó la distribución del presupuesto local para el 2015, ya que el presupuesto no hizo recortes a gastos en rubros como comunicación social, en detrimento del gasto en programas de desarrollo social.
“El gobernador decía que por la reducción presupuestal habían tomado medidas como el ajuste de salarios, a mí me hubiera gustado más escuchar que va a habcer una reducción el gasto en su propia imagen; podríamos rescatar muchos recursos que serían más útiles para programas sociales”, dijo.