En Puebla, la justicia es pronta y expedita cuando se trata de los opositores del gobierno morenovallista.
Para muestra otro botón.
Ayer, el procurador Víctor Carrancá Bourguet calificó la versión de Jaid Mothe Hernández‎ “como inverosímil”, en el sentido de que todo ocurrió en una acción de prevención del delito; no obstante, dejó entrever que el ahora detenido intentó extorsionar a los jóvenes.
Además, dijo que ni el hoy occiso ni su hermano ni el tercer joven —quienes fueron blanco de la agresión policíaca—cometieron algún delito; fueron interceptados cuando salían de un “botanero”, donde estuvieron conviviendo para ver la pelea de box, además de que al funcionario no se le disparó su arma de cargo, que disparó contra el estudiante ‎Ricardo Cadena Becerra cuando éste ya estaba en el piso.
‎Tras estas declaraciones, la Procuraduría General de Justicia (PGJ), emitió un comunicado donde informa de la consignación de Jaid Mothe, además de las investigaciones que se hicieron al respecto del delito que pudo haber cometido.
“Con sustento en análisis técnicos y científicos, la Procuraduría General de Justicia del Estado de Puebla (PGJ) obtuvo elementos de prueba en contra de Jaid Mothe Hernández, subdirector de la Comisaría Municipal de San Pedro Cholula, ante el homicidio de Ricardo Cadena  Becerra, de 18 años de edad.
”Al realizar la reconstrucción de los hechos, dictámenes periciales en criminología, criminalística y balística, entre otros, así como diligencias practicadas por el agente del Ministerio Público y la Policía Ministerial, establecen que el presunto responsable detonó su arma de fuego de manera intencional cuando la víctima ya estaba sometida en el piso.
”Lo anterior se confirma también ante la herida por proyectil de arma de fuego que presentaba el cuerpo del joven en el cráneo y que fue la causa de su fallecimiento.
‎”Ante las pruebas recabadas, la PGJ ejercitó acción penal en contra de Jaid Mothe Hernández por los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad, sin que tenga derecho a la libertad bajo fianza.
”Por el momento la autoridad ministerial descarta que existan evidencias de que el occiso y sus acompañantes hayan cometido algún hecho delictivo, ya que se establece que salían caminando de un establecimiento en el que habrían consumido bebidas embriagantes, sin que posteriormente se tuviese registro de su participación en otro tipo de circunstancias.
”El soporte de las investigaciones, evidencia que lo manifestado inicialmente por el presunto responsable, no corresponde a lo que científicamente se comprueba.
”Además, la averiguación previa 1224/2015/AEHOM sigue abierta para deslindar responsabilidades de terceras personas, si así se requiere, en relación a los hechos ocurridos el 3 de mayo en el barrio de Santiago Mixtla, perteneciente al municipio de San Pedro Cholula. En tanto que Jaid Mothe Hernández, quedó a disposición del Juez Penal de Cholula”.
La pregunta salta a la vista. 
¿Quién puede tomar con seriedad la declaración del procurador Víctor Carrancá Bourguet, cuando la PGJ se ha convertido en una fábrica de delitos y en el garrote político del gobernador?
La eficiencia del Procurador surge justo después de las críticas que el presidente municipal de San Pedro Cholula, José Juan Espinosa Torres en contra del gobernador Rafael Moreno Valle.
Y aún más, la maquinaria morenovallista entró en operación para desacreditar a uno de los principales promotores del Partido Movimiento Ciudadano.
Al grado de que el presidente de la Comisión de Gobernación del Congreso, Eukid Castañón Herrera, anunció que sesionarán este jueves tres comisiones unidas para abordar el tema del homicidio del joven en San Pedro Cholula a manos de un mando de la policía municipal.
El diputado y exfuncionario morenovallista Eukid Castañón informó que se citó a las a las comisiones de Procuración de Justicia, Derechos Humanos y Seguridad para emitir un pronunciamiento en torno al caso y para determinar si comparecerá el alcalde de San Pedro Cholula.
Tan prontitud y eficiencia causan sospechas.
¿Por qué no se actuó con la misma prontitud y eficiencia en el caso Chalchihuapan?