No es metáfora cuando el rudo operador del morenovallismo, Eukid Castañón Herrera, dice a sus interlocutores una y otra vez que se queda en el Congreso de Puebla. 
Y no lo es porque en realidad no irá a San Lázaro como candidato a diputado plurinominal por la cuarta circunscripción. Su lugar será ocupado por quien ahora es su suplente, Cabalán Macari Álvaro, el amigo de las juventudes del mandatario poblano.
La decisión habría sido tomada la víspera del regreso de Rafael Moreno Valle del World Economic Forum, celebrado en la Riviera Maya el jueves 7 de mayo, justo el día que los partidos políticos tenían como plazo para realizar sustituciones en las fórmulas de candidatos a diputados por la vía del voto.
Sin embargo, según la Ley General de Procedimientos e Instituciones Electorales, los candidatos que no aparecen en la boleta podrán ser sustituidos hasta un día antes de la elección, el seis de junio toda vez que los plurinominales no aparecen en la boleta.
Cercanos al gobernador de Puebla se preguntan con insistencia si Míster Siniestro habrá cometido algún pecadillo en la Ciudad de México que orilló a que su cabeza rodara sin posibilidad alguna para formar parte de la estratégica XLIII legislatura federal.
Dicen los conocedores que su nombre “no transitó” y bajo el argumento de que “sus habilidades” son necesarias en el escenario local, se queda. 
Quien encabeza el ala dura del gobierno, el brazo ejecutor del mandatario, el que habla al oído para alimentar el clima de odio y la polarización política en la Puebla de la alternancia; el mismo que ordena y manda en la Comisión Inspectora, la Procuraduría General de Justicia o lo mismo en el Congreso de la Unión y en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla se quedó sin diputación federal.      
Ya podrán comenzar a preocuparse opositores al régimen en el escenario local.  Desde los inofensivos grafiteros o presidentes municipales de oposición; los correligionarios en rebeldía, o todo aquél que mueva a sospecha de rebelión política.

En el sótano…

1.- Uno de los cercanos al gobernador que debe comenzar a perder la paciencia es el coordinador del grupo legislativo del PAN, Jorge Aguilar Chedraui a quien siempre mantuvo acotado Castañón Herrera frente al resto de los diputados, y no solo los panistas.

2.- Enviados del CEN del PRI para medir escenarios de riesgo concluyeron que de los 16 candidatos a diputados federales existen solo dos con niveles competitivos por mérito propio. Se trata de Víctor Giorgana por el XII de la capital y Alejandro Armenta Mier, por el VII de Tepeaca.

3.- Los fiascos de la campaña para el Movimiento Ciudadano son el del Distrito XII, con Salvador Calva Morales y por el V de San Martín Texmelucan, Noé Peñaloza Hernández, un priista que se fue al Panal, buscó al PT y terminó en el partido naranja. No dan una.