Con las luces de alarma encendidas, a 10 meses de la elección de 2016, el gobernador apunta a ser víctima de su propio autoengaño.
Según el análisis del habitante de la Casona de Los Fuertes, la razón por la que perdieron 9 de 16 diputaciones en Puebla fue por haber distraído a sus principales operadores políticos en otros estados, en lo que cataloga como un exceso de confianza.
Evidentemente, eso es lo que sus propios operadores dicen y dejan correr como la justificación de un rotundo fracaso electoral.
Sin embargo, la cruda realidad es otra; y esta apunta de manera directa al hartazgo de una sociedad que reprueban las acciones represivas y autoritarias de su gobernador.
No hay que darle vueltas a las cosas. El domingo 7 de junio la elección la perdió Rafael y nadie más.
El único causante de la debacle es Moreno Valle, y los que pagaron los platos rotos fueron los nueve candidatos derrotados.
Víctima de su personalidad egocéntrica, el Señor de los Cerros será incapaz de reconocer que su gobierno perdió el bono ciudadano y que hoy es repudiado por la mayoría de los poblanos.
En este momento, Tony Gali no necesita esperar a que el PRI defina a su candidato para conocer el nombre de su enemigo electoral.
Desde este momento, el principal enemigo del PAN para la contienda de 2016 es el propio Moreno Valle.
Ni más, ni menos.
La palabra clave para Tony Gali es: reconciliación.
Para ganar la elección, el grupo en el poder requiere de una urgente reconciliación con los ciudadanos, que han padecido los excesos del morenovallismo.
¿Pero cómo van a lograr esa reconciliación, si las políticas represoras de Rafael continúan?
¿Cómo creerle a Moreno Valle, si continúa fabricando delitos para mantener en la cárcel a sus presos políticos?
¿Cómo creerle a quién nombra a otro represor como Rodríguez Almeida en la SSP en lugar de Facundo Rosas?
Y así podemos seguir con las preguntas, cuyas respuestas hunden más y más al Señor de los Cerros.
Pero por si lo anterior no fuera suficiente, el autoengaño de Rafael lo han llevado a creer que si él se convierte en los hechos en el coordinador general de la campaña, ganará su propia sucesión.
En ese mismo autoengaño, no se da cuenta que su presencia y cercanía en la campaña, serán una carga para su candidato.
La vanidad de Rafael no le permite entender que él mismo terminó convertido en lo que tanto odió y que a la vez explotó: hoy el factor Marín que le dio la victoria, se llamará factor Moreno Valle.
El tiempo nos dirá si el carisma, la popularidad y la naturaleza conciliatoria de Tony Gali, alcanzan para contrarrestar el negativo efecto Moreno Valle.
Veremos y diremos.

Furor por las candidaturas independientes

El día de hoy, un grupo de ciudadanos ofrecerá una rueda de prensa a las diez de la mañana en Profética para exigirle al Congreso del Estado que las reformas a la ley electoral para definir las reglas para las candidaturas independientes, ofrezcan verdaderas facilidades como lo marca el propio espíritu constitucional y no sea una ley que imponga candados que vayan en contra de los intereses de Casa Puebla.
Sin duda, una exigencia justa que deberá ser escuchada por los diputados locales, los que lamentablemente en su mayoría, actúan como empleados del Señor de los Cerros.
No hay que olvidar que entre más crezcan las candidaturas independientes, más posibilidades habrá de que Margarita Zavala obtenga una de ellas, lo cual es un tema que desde hoy provoca insomnio a RMV.
Habrá que revisar con lupa el proyecto de reforma que se vote en el Congreso local.