Empiezan a sonar tambores de guerra en la zona de los Fuerte de Loreto y Guadalupe. Ayer los mensajes en contra del morenovallismo salieron desde dos puntos del país: el primero se originó en el Senado de la República y el segundo tuvo su epicentro en el estado de Durango.
En esa entidad norteña se realiza el 77 Congreso Nacional Extraordinario de la CNC. Ahí, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Manlio Fabio Beltrones Rivera, saludó al alcalde de Los Reyes de Juárez Puebla, Rafael Ramos Bautista, al terminar una reunión con la estructura cenecista: “Le vamos a dar fuerte a Puebla. Pronto estaré por allá para poner orden e ir duro”, fueron las palabras del nuevo dirigente nacional del tricolor.
Este miércoles, acompañado por el gabinete rural, gobernadores, alcaldes, legisladores, líderes agraristas y la dirigencia nacional del PRI, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, inauguró el 77 Congreso Extraordinario de la CNC, en aquella ciudad del norte del país, hasta donde acudió una delegación nutrida de poblanos.
Una suerte de ánimo renovado se vive en el priismo del estado y este se reflejó en su participación en los trabajos de la CNC, que encabeza a nivel nacional el senador Manuel Cota Jiménez y en el ámbito local la diputada Maritza Marín Marcelo, quien forma parte de la Mesa Directiva del congreso.
Asistieron por Puebla los delegados regionales, líderes de las estructuras, presidentes de las ramas productivas, como Omar Carpio, de la Unión Mexicana de Productores de Nopal, Tuna y Maguey, y productores de las regiones de nuestra entidad.
El encuentro tiene este año como objetivo perfilar las propuestas para la Reforma Profunda al Campo que ha propuesto Peña y que se desplegará en iniciativas en el Congreso de la Unión y los Poderes Legislativos estatales.
Por lo pronto y a punto de la participación de los poblanos en las siete mesas temáticas del encuentro que se prolongará por un día más, el ánimo de los cenecistas de Puebla está de muy buen talante, cuentan, pues aseguran que “se siente el apoyo de la CNC y de Manlio”, para las batallas que vienen “en lo productivo y en lo político”.
Sin duda, el campo es el Talón de Aquiles del morenovallismo. Y en el terreno político, el PRI busca arrebatarle el poder.
Desde la sede del Senado de la República, el presidente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, puso contra las cuerdas la reforma electoral morenovalllista, recién aprobada por los diputados locales.
De entrada descalificó que haya en una entidad más requisitos para los candidatos independientes, que los que marca la ley federal.
“No deben ir más allá en términos de requisitos de lo que establecen las leyes federales. Los criterios generales no van a variar, ni debe haber más requisitos en lo local, punto número uno; y segundo, damos la bienvenida a las candidaturas independientes, son saludables para la democracia mexicana”.
Las posturas son claras ahora veremos de que cuero salen más correas.