De acuerdo a un comparativo de los resultados de las elecciones federales y locales entre los años de 2004 y 2015, sólo el PAN y el PRI alcanzaron votaciones superiores a los 300 mil votos.
La mayoría de los partidos políticos —que gozan con recursos y canonjías de la ley electoral—, difícilmente habrían podido reunir 130 mil firmas para postular a un “candidato independiente”.
Sin embargo, el morenovallismo a través de sus alfiles en el Congreso local determinó que para poder ser un candidato independiente a la gubernatura, un ciudadano sin el respaldo económico ni las componendas partidistas deberá reunir el tres por ciento de firmas del padrón electoral.
Es decir, la fabulosa cantidad de 130 mil 980 firmas provenientes de 145 municipios en un plazo de 20 días.
Otros partidos como el PRD, PT y el Panal alcanzaron al menos en alguna ocasión durante los últimos 9 años una votación superior a los 130 mil votos. Empero sus alianzas y acuerdos cupulares los mantiene vivos. 
Si se aplicaran los propios candados establecidos por los diputados locales del PAN, Panal, Compromiso por Puebla, PSI, PT del 3% de la votación del padrón para postular a un candidato independiente a la gubernatura podrían cubrir este requisito ellos mismos.
Tomando los resultados de la elección federal del 2015: PRD (84 mil 709), PVEM (82 mil 719), PT (46 mil 998), Movimiento Ciudadano (52 mil 249) y Panal (95 mil 215) ninguno de estos partidos tendrían las firmas necesarias para postular a un candidato a la gubernatura por sí sólo.
Pero si tomamos en cuenta los datos de la elección presidencial del 2012 partidos como el PVEM (26 mil 929), el PT (107 mil 43), Movimiento Ciudadano (43 mil 33) y Panal (56 mil 40) con los votos obtenidos en la elección estarían muy lejos de postular a un candidato a la gubernatura con el candado a las firmas de independientes. Es decir, ni siquiera con su estructura electoral podría reunir los 130 mil firmas necesarias para contar con un candidato a la gubernatura.
En la elección federal del 2009, el PRD (83 mil 902), PVEM (93 mil 784), PT (58 mil 710), Convergencia (31 mil 736) y Panal (66 mil 973) tampoco habrían obtenido las firmas suficientes para postular a un independiente.
En la elección local del 2004, cuando se eligió gobernador, al revisarse las votaciones de los ayuntamientos ni el PT (47  mil 786) ni el PVEM (46 mil 538) ni Convergencia (73  mil 466) podrían haber alcanzado a postular a un candidato independiente.
A todos luces, el tres por ciento para convertirse en candidato independiente es un instrumento para impedir el empoderamiento ciudadano.