1.- En el 2016 hay campañas para gubernaturas, diputaciones locales y ayuntamientos.
2.- Los métodos de selección del PRI son harto conocidos, hasta en la escuela de ciencias políticas más atrasada de occidente:
Ms.1.- Designados por el CEN del PRI según las decisiones presidenciales, pues el ejecutivo federal es el “primer priista de México entero”, no importa que el designado arrolle o sea arrollado en las elecciones. La voluntad presidencial sigue siendo omnipotente, omnipresente y omnisciente, actuante como todas las cúpulas de todos los partidos.
Ms.2.- Es aplicable a estos casos selectivos la opinión de los gobernadores por ser primeros priistas en su estado, cuando el primer priista les da carta blanca para la sucesión.
Ms.3.- Escasos son losdesignados por diversas circunstancias locales donde cuentan las económicas, las de gobernación desequilibrada, el saqueo impune, la aristocracia en el egreso público, las ansias reinvidicatorias sociales entre algunas.
Ms.4.- Ahora en la contemporaneidad también se usabajo encuestas el posicionamiento del aspirante; acompañado del VoBo de los hombres de confianza presidencial.
3.- Carentes de Democracia Interna los priistas, misma que nos conduciría a los tricolores a una evolución de la Democracia Electoral hacia la Democracia de Bienestar Social, no utilizamos a los consejos políticos municipales en pleno,  pues estos son mantenidos no por cuotas de lamilitancia sino por decisiones de los gatos en la panza que tenga el alcalde, el cual buscará (en nuestro atraso social nacional) la incondicionalidad, no el bien común.
3.1.- Tampoco  utilizaremos para seleccionar candidatos, a los consejos políticos estatales, toda vez que la pertenencia a ellos no nace  de un estatuto consignado, sino que se integra por cuotas de los grupos dominantes en el momento en que son convocados; encontrando que hoy se  es consejero, desaparece seis años y vuelve a ser invitado de piedra cuando sus cuates se encaraman otra vez al mando.
4.- En los estados donde fuimos vencidos electoralmente debería  primar:
a).- La presencia partidaria de los aspirantes.
b).- Su presencia social e influencia electoral, vista la abstención creciente o la simpatía por Morena.
c).- Las actitudes que durante el exilio tricolor del poder, tomaron los [email protected] contra el gobierno triunfador en elecciones, pero perdedor en trabajo administrativo.
De no actuar en forma congruente, se elaborará un [email protected] a modo del poder sexenal en turno, para que prosiga su mala administración, eso sí bajo “razones superiores de Estado”.
Pesada tarea la del CEN del PRI, cuantimás que nuestra cultura partidaria es derivada históricamente, de cuando éramos un partido donde todavía existían en forma dominante miembros triunfadores de la Revolución ahora olvidada por todo el país aunque no se hayan alcanzado todavía sus metas.

Nuestra casa

Se engalanó cuando en Pahuatlán se llevó el fin de semana pasado el Tercer Congreso de Derechos Humanos.