Hoy en Chignahuapan, el priismo arranca su batalla para reconquistar Casa Puebla.

En ese municipio serrano empezará a ejecutar una estrategia que le permita sacudirse el estigma de opositor.

Al menos en el papel, hay interés de abrirse a la sociedad y escuchar las demandas para integrar una plataforma política para la elección del 2016.

Con el arranque del foros, prácticamente todos los suspirantes tendrán que conducirse por los canales institucionales, ya que la consigna es primero el programa, luego el candidato.

Veremos si los priistas son capaces de ser autocríticos y tratar de integrar a sus bases desintegradas.

Y sobre todo, una sociedad que ya no cree en los partidos políticos y en el PRI. 

Así que a partir de hoy el priista se somete al escrutinio social, en el primero de cuatro foros denominados “Diálogos por el Puebla que queremos”. 

Por encargo del presidente nacional del CEN, Manlio Fabio Beltrones, el coordinador y responsable de supervisar que dichos foros se lleven a cabo, es el presidente nacional de Icadep, Guillermo Deloya Cobián.

Estos foros no sólo se realizarán en Puebla también se organizarán en los 13 estados, donde habrán elecciones el próximo año.

Por estatuto y reglamento es la Fundación Colosio quien (en teoría) tiene la responsabilidad de organizar estos foros que son impulsados por el CEN del PRI. 

Sin embargo, actualmente la Fundación Colosio carece de presidente nacional y por ello, se determinó que sea Deloya Cobián quien coordine y conjunte el trabajo de las filiales estatales de la Colosio, para que en conjunto con la nacional sean realizados estos foros.

Con las conclusiones que se obtenga en estos foros, el PRI conformará su plataforma electoral para los 13 estados donde habrá elecciones el año entrante.

Primero el programa y después el hombre o la mujer que abandere al Partido Revolucionario Institucional, ha dicho la dirigencia nacional del tricolor. 

Según Deloya Cobián, el propósito de “Diálogos por el Puebla que queremos” es escuchar a todos los poblanos. “Hay que hablar de frente con la sociedad. Antes de tener candidatos, definiremos a dónde queremos que se dirija cada estado. Tomar en cuenta a la ciudadanía es hoy una prioridad imprescindible para el PRI”.

Veremos de qué están hechos los priistas, que son muy dados a recurrir a la simulación para venderse al mejor postor.

Veremos si los priistas aprendieron de la derrota del 2010 y sobretodo, de su entreguismo total al morenovallismo.

Hoy están en posibilidad de aglutinar toda la inconformidad que existe en los municipios poblanos y conformar planes de desarrollo regional. De contrario caerán una vez más en la foritis, donde todo es apariencia y nada de fondo.