Al término de 2015 la Procuraduría General de Justicia (PGJ) entre todos los pendientes que dejó se encuentran las seis desapariciones ocurridas en la colonia Lomas de San Miguel, que pertenece a la junta auxiliar de San Baltazar Campeche.
Las desapariciones de seis hombres, ocurridas desde los primeros días del mes de noviembre al mes de diciembre de 2015 estarían relacionadas con el narcomenudeo, con un grupo de mafiosos que esta "limpiando" la zona para ampliar su red de operaciones y este grupo sería necesariamente de otro estado.
De los desaparecidos la PGJ tiene ya las denuncias correspondientes, sin embargo, no se ha reportado un solo avance en las investigaciones.
Los últimos dos desaparecidos fueron: Brayan Gerardo Torres Sandoval, de 27 años de edad, quien se ganaba la vida como limpiaparabrisas en el bulevar Vicente Suárez y avenida Fidel Velázquez, así como Rogelio Rivera Osorio, también limpiaparabrisas.
En ambas desapariciones ocurridas por separado, están implicados sujetos a bordo de un vehículo de lujo, uno fue levantado a la salida de su domicilio en Lomas de San Miguel y el segundo donde trabajaba limpiando parabrisas.
Rogelio Rivera Osorio, el sexto de los desaparecidos, tiene antecedentes penales por delitos contra la salud.
Ni a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), ni a la Procuraduría General de Justicia (PGJ), parece importarles que hombres armados y en vehículos de lujo se llevaron, en cuatro acciones por separado, a vecinos de esta colonia que estarían ligados al consumo de bebidas embriagantes, drogas y en algunos casos, robos.

Los otros levantones

El miércoles 28 de octubre de 2015, Román Limón Gómez, de 31 años de edad, conducía su vehículo Pointer de color gris, iba acompañado de su esposa y sus cuatro hijos, salió de su casa, de la calle Juan Rojas Flores y al pasar por la avenida Nezahualcóyotl se le cerraron una camioneta de color negro con vidrios polarizados y un vehículo de color vino con placas del Distrito Federal.
Tres fueron los sujetos que se bajaron y lo amagaron con pistolas tipo escuadra.
El hombre les preguntó qué pasaba, qué querían, pero uno de estos lo sacó por la fuerza, lo subió a la camioneta y se retiraron de inmediato hacia la avenida Torrecillas.
El jueves 12 de noviembre de 2015, sujetos desconocidos ingresaron a una de las viviendas de la calle Juan Rojas Flores, esquina con avenida Teotimehuacán.
Ahí se encontraba ‎Luis Ángel Flores Gutiérrez “El Chico", de 19 años de edad, junto con Pedro N., de 30 años de edad, a quien le dicen "El Peter".
Los dos fueron sacados por la fuerza por sujetos armados con pistolas, quienes los obligaron a abordar un vehículo de color blanco, para luego retirarse del lugar en forma inmediata.
El viernes 28 de noviembre de 2015 cuatro sujetos que iban en un vehículo de color blanco ubicaron en el bulevar Cadete Vicente Suárez y avenida Fidel Velázquez a Brayan Gerardo Torres Sandoval, de 17 años de edad, limpiaparabrisas, vecino de la misma calle Juan Rojas Flores.
Testigos dicen que lo vieron hablando con los desconocidos y que luego no volvieron a saber nada de él.

En un mes, 4 levantones

Tras las desapariciones, las familias acudieron a la PGJ, al Ministerio Público, a la Policía Municipal, del Estado e incluso Federal, en la búsqueda de sus parientes, pero les dijeron que no estaban, que no sabían nada de ellos.
Luego, estas mismas desapariciones fueron denunciadas ante las autoridades correspondientes.
Nadie sabe nada. 
En Venustiano Carranza, la Policía Municipal detuvo a Andrés, Luis y Samuel, vecinos de Poza Rica, Veracruz, quienes tripulaban un vehículo Volkswagen tipo Sedan, placas YEX-69-65 de Veracruz, quienes se le habrían cerrado a un autobús de la línea Unión Serrana, con la intención de asaltar a los pasajeros.
Los sospechosos fueron trasladados ante el juez municipal, los tuvieron tres horas y luego con el pago de una fianza los dejaron salir, con todo y automóvil.
Dos horas después la comandancia de la Policía Municipal recibió el reporte de que ese mismo vehículo estaba chocado, abandonado sobre la carretera Villa de Guadalupe-Agua Fría.
Cuando los policías llegaron, vieron que la unidad tenía las puertas cerradas y sus ocupantes no estaban.
Los familiares de estos tres hombres llegaron a Venustiano Carranza a buscarlos y no los encuentran.
Se presume que cuando se retiraban, un vehículo y sujetos desconocidos los interceptaron y se los llevaron.
¿A dónde?

Nos vemos cuando nos veamos