Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado (fge) tampoco lo desmiente ni lo acepta, pero varios elementos que forman parte de la escolta personal del fiscal, Víctor Antonio Carrancá Bourget, reprobaron el examen de confianza y es necesario que de inmediato, por convenir al “buen servicio”, presenten su renuncia, pero hay muchos que aseguran que no es así, que los agentes siguen trabajando como si nada, eso sí, sin firmar.

Y no se alarme el lector, así ha venido ocurriendo en las filas de la Policía Ministerial del Estado (pme), los comandantes, jefes de grupo y agentes que no se cansan de humillarse ante su director Antonio Galán, y que han reprobado el examen de confianza, siguen sin presentar su renuncia, ni siquiera por honor, aunque algunos ni siquiera lo conocen.

Y resulta que comandantes como Castro, Macuitl, Unda y otros más que en breve le voy a comentar, ya fueron dados de baja y persisten en no presentar su renuncia, apoyados por su director, claro está.

Lo malo es que muchos de estos comandantes que saben que ya se les está acabando el tiempo y que de un momento a otro deberán renunciar, ahora se están dando a la tarea de extorsionar, atracar y lo que deje una lanita para que vayan ahorrando en lo que encuentran trabajo.

No sea que después se vayan a pasar a otro bando.

Por cierto, hizo falta la contraloría, pero federal, lo mismo que el Ejército y la Marina, para que pudieran constatar el desfile de vehículos y camionetas de lujo de comandantes que asistieron, por no dejar, al velorio del jefe de Grupo que cayó en cumplimiento del deber.

¿Ladronde?

 

Los abusos y excesos en Fiscalización de Finanzas

Eloísa Meneses Sánchez, quien es la directora de la oficina de Fiscalización de la Secretaría de Finanzas, que en realidad es maestra, está acumulando quejas y quejas por parte de su personal por sus abusos y excesos de poder, además de que estaría perpetrando el delito de nepotismo, que se ha convertido en moda en esta administración de gobierno.

Meneses Sánchez tiene en la nómina del gobierno de Puebla a Ángel Roberto Uvera Vera, a quien le inventó una jefatura para tenerlo cerca y cuando se dio cuenta que los habían descubierto de inmediato buscó reacomodarlo, pero no lo dejó sin chamba.

Esta maestra, de quien dicen está enferma de poder, tiene dos guardaespaldas, “pa lo que se ofrezca”, que la siguen a todas partes, que le cuidan todo lo que se tenga que cuidar y que para pagarles se vale del presupuesto y los tiene contratados como “bodegueros” en uno de los almacenes, uno de estos se llama Macario.

La maestra metió a la nómina de Finanzas a su esposo Gildardo Solís Domínguez y le dio el cargo de subdirector de Comercio Exterior, además de que este hombre tiene otras ganancias cuantiosas por ser el proveedor en papelería del gobierno de Tlaxcala.

Otra que metió a trabajar es a su cuñada María Angelina Saldívar Villareal, a quien convirtió en subdirectora de Fiscalización.

Entre todos estos personajazos se asociaron para otro negocio ilícito pero lucrativo, un Despacho de Asesoría para Créditos Fiscales.

Si usted acude a solicitar un crédito fiscal, ¿A dónde cree que lo mandan para que se asesore antes de que lo atiendan?

¡Qué bonita familia!

 

Que la Gendarmería le caiga al “Negro” y a su banda

El sábado por la tarde 150 elementos de la Gendarmería Nacional arribaron a la ciudad de Puebla para reforzar diversos puntos de seguridad.

Le comento que no faltó  lector que ya les puso tarea.

Se trata de desmantelar de una vez por todas la mafia que existe en el mercado de La Cuchilla, que funciona no solo como centro de distribución de discos pirata, sino que además es un importante centro de narcomenudeo, donde tienen en la nómina a diversos jefes de corporaciones de policía, incluso a elementos para que les sirvan de “sicarios”.

En entregas pasadas le comenté que este mercado tiene tres líderes que se encargan del narcomenudeo, la distribución de películas pirata y otros delitos.

Omar Onathan López, “El Negro”; Marco Antonio Ruiz Gutiérrez (a), Marcos Flores Campos “El Morris” y Miguel Ángel Ruiz Gutiérrez “El Bisteck”, hermano del primero.

El primero que le comento aparece en una foto luciendo un chaleco antibalas y tras él su laboratorio clandestino de discos pirata, el vehículo Hummer que también aparece es de su propiedad, como ganancia escandalosa de los ilícitos que estaría cometiendo.

Luego le comento más.

  

Nos vemos cuando nos veamos