¿Por qué será que el gobernador de Puebla en su informe omitió, cuando se refirió a seguridad publica, que el estado es el tercero del país donde más robo de hidrocarburo ocurre y que por lo menos la zona norte y oriente es centro de una guerra de bandas por la plaza?
Al mandatario se le olvidó que desde el inicio de su gestión el robo de hidrocarburos se incrementó de manera notable, lo mismo que las ejecuciones, levantones, secuestros, extorsiones, además de la presencia de organizaciones criminales.
Hay que reconocerlo, Puebla antes había sido "paraíso" de los varones del crimen organizado, pero solo lo utilizaban para vivir, mandar a sus hijos a la escuela y sus demás actividades eran fuera del territorio.
Actualmente varios grupos criminales se disputan la plaza de Puebla, los que no secuestran, roban, los que no roban, extorsionan, venden drogas y todo esto en medio de ejecuciones, levantones y hasta desapariciones.
En este momento hay seis hombres desaparecidos, vecinos de una misma colonia, Lomas de San Miguel y la famosa Fiscalía General del Estado, erguida en medio del incremento de homicidios, robo a casas habitación, feminicidios, robos de vehículos, ni siquiera se ha dignado a informar que los están buscando.
¿Para quiénes será ‘Puebla Segura’, si están ocurriendo asaltos al interior de vehículos de transporte colectivo, en las calles, en las carreteras, en las casas, en restaurantes?
Este gobierno pretende ocultar la masa delictiva que se cierne sobre Puebla y los poblanos, ocultando la información de las delegaciones y agencias del Ministerio Público, cuando solo falta que un amigo, un vecino o un desconocido platiquen o que ya les robaron una autoparte o que ya los asaltaron.
¿Por qué el gobierno de Puebla oculta toda la inseguridad que existe en el estado?
Tampoco informaron de los secuestros, desapariciones, ejecuciones, extorsiones que están ocurriendo en la Sierra Norte.
No informaron de municipios como Venustiano Carranza, donde operan con toda impunidad los grupos de diversos cárteles, donde hay juntas auxiliares que los malandros les imponen su toque de queda.
Solo se puede pensar que: No quieren que "se caliente la plaza" para que no se desalienten las inversiones. O que no quieren molestar a los señores criminales para que concentren todas sus acciones bélicas en la capital del estado.
O que ya están tan comprometido$$$ nuestros cuerpos de seguridad que ahora no saben a quién detener con tal de hacernos creer que en materia de seguridad vamos bien.
Nada más imagine el lector, por aquí la policía presenta detenidos por algún robo, secuestro u homicidio y estos delitos aumentan.

Contaminaron un "acierto en investigaciones"
Ayer mismo la Fiscalía General del Estado (FGE) presentó, en fotos y boletín, a quienes se presume participaron en el asesinato del jefe de grupo de la Octava Comandancia, Raúl Ávila y que los sospechosos se dedicarían al asalto a cuentahabientes.
El comunicado surgió horas después de una fuerte intervención de la Policía Ministerial del Estado -mostraron el músculo- en al menos dos calles de la colonia Adolfo López Mateos, donde cayeron algunos de los presentados en el informe.
Pero este mismo informe no detalla quién de los 8 detenidos fue el que disparó en contra el jefe de grupo y una agente ministerial, tampoco quién era el que conducía el taxi ni quién era copiloto, además de quiénes iban a bordo del vehículo Tiida que servía como "muro" cuando ocurrieron los hechos la mañana del jueves 14 de enero.
El comunicado no dice cuántos asaltos a cuentahabientes cometieron los detenidos, tampoco si hubo gente que los identificó.
Lo más grave fue la detención de Carlos Alberto Rodríguez Vázquez, quien es el dueño del taxi donde se transportaban los tres sospechosos de la muerte de Raúl Ávila.
Le comento que al momento de ocurrir este crimen, por los documentos que fueron hallados dentro del taxi, los agentes en ese instante allanaron la vivienda de Rodríguez Vázquez, se llevaron detenida a su mamá y hermana y advirtieron que no los iban a entregar en caso de que este no se entregara.
Días después, este hombre se entregó, lo hizo amparado, acompañado de reporteros, dijo "el que nada debe, nada teme", aun así lo detuvieron bajo el argumento de que tenía "cuentas pendientes" y luego lo presentaron en la fila de sospechosos del homicidio, nunca dijeron que el cómo presunto responsable de encubrimiento.
Hechos como estos ponen en duda si todos los detenidos están relacionados con el crimen.
Con el tiempo la respuesta saldrá a flote, vamos a estar pendientes.

Nos vemos cuando nos veamos