El domingo 15 de mayo, personal de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, la que se ubica en la 20 Oriente, entre 9 y 11 Oriente, fue citado a la entrada de sus oficinas y en vehículos y camionetas particulares fue trasladado a diversos puntos, unos fueron llevados a San Martín Texmelucan y otros a la ciudad de Atlixco.

Cuando se encontraban en sus respectivos puntos, sus superiores les distribuyeron propaganda del Partido Acción Nacional, de la campaña política de Tony Gali, y les ordenaron que la distribuyeran casa por casa, otros fueron utilizados para perifonear y pegar calcomanías en las esquinas y los demás para bailar y cantar también en las esquinas.

Antes de que se los llevaran a repartir la propaganda, en las oficinas de la Junta Local les advirtieron que quienes se negaran a realizar tales actividades les descontarían a cada uno dos días de salario.

Pero eso no es todo, a cada uno de los empleados lo obligan a llevar 10 copias de credenciales de elector, so pena de descontarles días de salario si no lo hacen.

La queja llegó a esta columna a través de un mail, quienes la envían lógicamente son empleados de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

Esta queja también debió haber sido entregada a la Fepade para que se investigue a fondo, aquí solo le hacemos el comentario.

Segundo caso

Otro mail denuncia y adelanta que el próximo 18 de mayo a las 16 horas en el salón “Los Girasoles”, están obligando a exalumnos y alumnos de los últimos semestres del Cobaep, para que acudan al evento, bajo la advertencia de que quien no lo haga no le van a entregar sus respectivos papeles, además de que deben votar por el candidato antes nombrado.

Quienes envían esta carta dicen que ya acudieron a la Fepade y hasta el momento no han recibido respuesta alguna.

Los dos casos quedan a su consideración.

La venta de drogas desde Analco

Para quienes piensan que la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) ha logrado inhibir la venta de drogas en el barrio de Analco tras el “desmantelamiento” de los integrantes de la banda conocida como “La Mafia”, déjeme comentarle que se ha equivocado, este grupo delictivo cobró más fuerza tras la detención de dos de sus presuntos líderes, Gloria Trinidad Gutiérrez “La Doña”, quien ya se encuentra libre y su hermano Arturo Trinidad, quien aún sigue preso en el penal de San Miguel.

Pues resulta que la banda no se desintegró, los mismos cuartos de la 9 Oriente 821 siguen siendo utilizados, unos para la venta de drogas y otro para el consumo de las mismas, entre estas la cocaína en piedra —bote—, que es la que más se vende.

Arturo Trinidad González “El Tallis”, es quien compone uno de los grupos de vendedores, mientras que Alejandro y Jesús forman otro grupo y por alguna razón que usted y un servidor desconocemos, ya están divididos.

Lo malo de este asunto de narcomenudeo es que los dos grupos están utilizando menores de edad para que se encarguen de la venta de alcaloides, lo cual significa que estos cuando crezcan van a ser potenciales narcomenudistas y esto no va a acabar.

Le comento que a una calle de donde se encuentra el Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec, se ubican las vecindades donde se venden drogas.

A unos metros de estas vecindades están las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva (PEP), como “fieles” protectores.

El departamento donde se “cocina” la droga que venden los de “La Mafia” y otros grupos delictivos se ubica en la 5 Oriente 1812 de la colonia Azcarate y a la vuelta de este lugar se encuentran dos universidades, con su bachillerato y al menos cuatro carreras, con estudiantes que son muy jóvenes.

Y se me pasó comentarle que la Fiscalía General del Estado (FGE) tiene conocimiento de todo lo que le he comentado, incluso que uno de sus servidores públicos los protege.

Pero estamos en campañas políticas y todo lo que llegue o caiga sirve para lo mismo.

Nos vemos cuando nos veamos.

[email protected]

[email protected]