Previo a la jornada electoral del 5 de junio, el fin de semana se registraron tres casos de violencia que pasaron inadvertidos y que es preciso mencionar, ya que demuestran la presencia de la mafia en Puebla.

Levantón

En Atlixco, un sujeto que estaba privado de su libertad en el fraccionamiento "Los Molinos", logró escapar de sus captores y llegar a la comandancia de la Policía Municipal.

El secuestrado o levantado dijo a los uniformados que fueron tres sujetos quienes se lo llevaron en un vehículo de lujo y lo llevaron a la casa de donde se escapó.

Mencionó que cuando lo dejaron solo, logró desatarse y salió corriendo, sin que en esos momentos advirtiera su presencia.

Se dijo que tras la fuga de este hombre, se movilizaron elementos de la Policía Municipal, del Estado e incluso del Ejército Mexicano, sin que pudieran ubicar a los supuestos secuestradores.

El caso fue tomado para su investigación por la Fiscalía de Investigación de Secuestros y Delitos de Alto Impacto.

Secuestro

En la Mesa de Metlaltoyuca, un empresario fue secuestrado por sujetos desconocidos que ingresaron a su vivienda para llevárselo.

Estos delincuentes habrían utilizado el automóvil de su víctima para llevárselo mientras su familia daba la voz de alarma a la Policía Municipal y esta a la del Estado.

No se dijo si los secuestradores ya se comunicaron para solicitar un rescate, solo se informó que la Fiscalía Especializada para la atención de estos delitos solo iba a intervenir si la familia presentaba la denuncia correspondiente.

Del caso de secuestro, ninguna de las instancias de seguridad pública ha querido ratificar o desconocerlo.

Dos ejecutados

El fin de semana, en el canal de aguas negras que se ubica en la población de Zanacatepec, del municipio de Venustiano Carranza, fueron hallados dos cuerpos sin vida y en estado de descomposición que fueron asfixiados.

‎Los cuerpos se encontraban bajo el puente de esa comunidad, estaban amarrados de pies y manos y tenían en la cabeza una bolsa de plástico que estaba enredada en rafia.

‎Los dos cuerpos se encontraban en el fondo del agua.

El primero tenía puesta una playera amarilla, pantalón negro, cinturón café, calcetines azules y botines de color café.

El segundo, playera azul con gris y pantalón de mezclilla azul.

Ninguno de estos hombres tenía alguna identificación.

De los tres casos, la Fiscalía General del Estado (FGE) no se ha deslindado ni ha emitido informe alguno.

Nos vemos cuando nos veamos.

[email protected]

[email protected]