Vaya sorpresa que dio el Partido Acción Nacional (PAN) al designar a Enrique Cárdenas Sánchez como su candidato o a quien va a apoyar en la próxima elección extraordinaria a gobernador de Puebla.

Con esta designación y la del día anterior de Alberto Jiménez Merino, por el Partido Revolucionario institucional (PRI) es notorio que dichos institutos políticos le echan toda la carne al asador, todo a pesar que muchos los dan por derrotados de antemano, todo por las aplastantes encuestas que se han publicado que mantienen al Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en algunos casos arriba hasta en un 4 por 1.

Mientras tanto, Enrique Cárdenas, fue tejiendo fino para hacerse de la candidatura no sólo de Acción Nacional, si no también será apoyado por Movimiento Ciudadano y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Aunque estos partidos satélite no representan muchos votos en las urnas, si podrían ser una estrategia política para hacerse de competitividad en la elección del 2 de junio, para no dejar el camino libre a quien sea el candidato de Morena.

Enrique Cárdenas Sánchez ahora con su postulación ciudadana deberá demostrar que está más allá de cualquier interés político y de las luchas encarnizadas que se han dado en el ring de lodo desde antes y después de la elección del pasado 1 de julio de 2018 a la fecha.

También por el lado del PRI, hay que decirlo, no tenían mejor carta que la de Alberto Jiménez Merino, quien es el que mejor imagen tiene de este instituto político que está en los peores momentos de sus 90 años de historia.

Jiménez Merino serio y aunque hasta en unos momentos gris, ha salido libre no sólo en esta coyuntura que se ha dado en Puebla desde el 24 de diciembre sino de muchos años atrás, jamás envuelto en escándalos ni personales, ni políticos, y mucho menos embarrado en temas de corrupción.

Será interesante ahora ver que ofrecen los próximos candidatos al gobierno del Estado de Puebla, Enrique Cárdenas Sánchez, Alberto Jiménez Merino, y los todavía en la contienda Luis Miguel Barbosa, Alejandro Armenta y Nancy de la Sierra Arámburo.

De lado morenista, en próximos días ya será dado a conocer quién será el nombre que pongan en la boleta electoral. Las apuestas están a favor de Luis Miguel Barbosa, sobre todo por esas mismas encuestas que se han revelado.

Sin embargo, se dice que todavía la moneda, aunque a punto de caer, no ha caído y todo puede pasar sobre todo por la buena imagen que ya tienen los contendientes destapados.

Al menos al interior de Morena, se dice que tuvieron un sismo o temblor que los movió tantito, aunque siguen arriba.