Qué responder a preguntas como: ¿A quién considera más cercano a la gente?, ¿quién considera que tiene la peor imagen?, ¿quién tiene la mejor imagen? 

Ya entrado en gastos: ¿quién puede ser el mejor gobernador?, ¿quién puede ser el peor gobernador?

¿A quién considera más corrupto? o ¿quién es el menos corrupto? Son algunas de las interrogantes que la Comisión Nacional de Elecciones de Morena decidió incluir en su estudio de opinión para perfilar a quien aparezca en la boleta electoral en la extraordinaria de Puebla en junio próximo.

La encuesta, ahora se sabe, fue hecha a población abierta, en un listado nominal de casi 4.5 millones de habitantes de Puebla con credencial para votar con fotografía.

El estudio de opinión fue terminado este martes y el resultado sólo será conocido por dos o tres miembros de la burbuja de Andrés Manuel López Obrador: el propio presidente; la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky y, Mario Delgado, para efectos el operador más eficaz con quien cuenta López Obrador.

El senador con licencia, Alejandro Armenta; el ex candidato en 2018, Luis Miguel Barbosa; o quien podría dar la sorpresa, la senadora con licencia por el Partido del Trabajo, Nancy de la Sierra Arámburo están en el juego.

La gran incógnita se comienza a revelar y con ello a terminar con el misterio guardado bajo siete llaves para conocer la identidad de quien sea candidato al gobierno de Puebla.

La decisión final está prevista para antes de la llegada del lunes próximo. Todos contienen la respiración porque de sobra se sabe que la última decisión no será sólo de los personajes que hablan al oído al Presidente.

Tampoco lo será del propio favorecido, sino de la interpretación que haga de los números que ofrezca el estudio de la Comisión Nacional de Encuestas de Morena el habitante de Palacio Nacional. 

Al fin y al cabo el Morena también existe una ortodoxia.